Publicado en línea el Lunes 25 de abril de 2016, por ANRed - L (redaccion@anred.org)


Luego de dos años de amenazas y hostigamientos, de una lucha encabezada por quien fuera una sobreviviente de la violencia machista, acompañada de familiares y organizaciones, Karina Abregú escuchó la sentencia del Tribunal Oral Nº 1 de Morón, que dictó 11 años de prisión para el femicida Gustavo Javier Albornoz. Compartimos las voces de quienes encabezaron la lucha. Por ANRed Oeste.

Carolina Abregú, hermana de Karina: "No queremos más mujeres muertas"

Hoy estamos cerrando un ciclo pero arrancando otro, porque no va a terminar esta lucha. Primero, porque hay otras causas y porque vamos a seguir ayudando a otras familias. Como dijimos, no queremos que haya más Karinas, no queremos que haya más instituciones silenciosas, que no respondan. No queremos más mujeres que cuando tienen una causa, enseguida las detienen y enseguida van presas. No se investiga y no se pregunta. Entonces: basta de persecución con las mujeres, necesitamos que nos den nuestro lugar, ni que nos defiendan, que nos den nuestro lugar y si no vamos a seguir luchando por ello. No queremos más mujeres muertas. Agradecemos a todas las familias de víctimas que están con nosotros acá, todas ellas están acá. Vamos a seguir en la lucha, compañeros y compañeras.

Karina Abregú: “Contentas dentro de todo”

Mi nombre es Karina Abregú. Fui prendida fuego por mi ex marido Gustavo Javier Albornoz el 1º enero de 2014, habiendo 15 denuncias previas hechas que nunca fueron escuchadas. Logramos lo que veníamos trabajando, que era lograr que él se fuera preso en el juicio del día de hoy. La condena no era la que habíamos pedido, tanto la defensa como la fiscalía había pedido 18 años, le dieron 11, pero vamos a trabajar para llegar a esos 18 años. Por lo menos estamos conformes con el fallo, así que por un tiempo vamos a poder descansar y él va a estar donde merece estar. Contentas dentro de todo.

¿Cuál fue el proceso que se fue dando a lo largo de los años para que hoy se pueda efectuar esa condena?

El acompañamiento de diferentes organizaciones, tanto de mujeres como de hombres que luchan contra la violencia de género, ayudó a que esto suceda y que lleguemos a este fallo. El Estado se mantuvo ausente hasta el día de hoy.

¿Qué diferencia hay entre la Karina Abregú de antes y en qué situación te encontrás hoy con la condena lograda y con el apoyo de tantas personas?

Mucho mejor, antes estaba sola en esta lucha, hasta que nos propusieron el acompañamiento. Lo aceptamos. Estamos más tranquilas y vamos a poder descansar un poquito.

Alejandro Bois, abogado de Karina: "Ojalá que el fallo sirva para un antes y un después"

Aquí tenemos el honor de acompañar a Karina en el juicio oral donde se lo ha juzgado a Gustavo Albornoz por tentativa de homicidio, entre otros delitos. Finalmente hoy, el tribunal oral nro. 1 se expidió condenándolo a 11 años de prisión por tentativa de homicidio, doblemente agravado por el vínculo y asimismo por darse en una situación que se denomina femicidio. Además, una de las cosas que es absolutamente interesante y destacable, es que se ordenó la inmediata detención de Albornoz. Si bien uno podía llegar a tener la expectativa de la pena de 18 años, es algo absolutamente valorable el fallo al cual se llegó, porque la acusación que nosotros planteábamos se tomó y se descartó esto que deleznablemente se venía planteando que ella se había auto agredido, que se había quemado. Lo más valorable de todo es que Karina, como sobreviviente, pudo dar su testimonio en el juicio, que esto fue esgrimido desde una perspectiva de género. O sea, cuando dice perspectiva de género en el caso particular nuestro, no es solo un cliché, sino que implica entender a Karina como una sobreviviente, que pudo llegar a señalar toda su verdad, justamente en el marco del juicio. Todo el resto de los elementos que se hablaron en el juicio, de cómo el actuó con el dolo de homicidio en ese momento. A partir de toda una situación en la cual él la visualizaba a ella como una propiedad y también la visualizaba como que la estaba perdiendo, a eso que él consideraba como un objeto, ese día, el 1ro de enero, al tener la perspectiva de perder esto que él consideraba como suyo, decidió acabar con su vida y que por razones ajenas a su voluntad no pudo lograr, porque ella corrió a la pileta para apagarse el fuego.

Durante todo el proceso legal ¿Tuvieron dificultades o trabas burocráticas por parte de las justicia tanto como del femicida?

Una de las cosas que se probaron durante este proceso fue que él varias veces ha violado la perimetral que se había dispuesto. A lo largo del proceso, hay algunas buenas noticias. Uno se encontró con el trabajo del doctor Alarcón y de Ferreiro que son los fiscales que trabajaron para que se obtenga este resultado que estamos valorando. Una de las cosas que quizá habría que destacar también es que la víctima en el proceso no cuenta de por sí con la asistencia legal, no hay nada en la provincia de Buenos aires que así lo contemple. Eso tuvo que ver con que tal vez todos los elementos que ella pudo haber aportado recién se pudieran hacer en esta instancia. Si vos sos una víctima, no solo de esto, sino también de violencia institucional entre otras cuestiones que son especialmente difíciles, salvo que tengas los medios para que puedas pagar un abogado, no vas a tener la representación necesaria, porque dependes de que el fiscal lo haga y no necesariamente el fiscal va con tus intereses y eso es algo que hay que visualizar.

¿Qué reflexión hacés como abogado sobre el fallo hoy logrado, teniendo en cuenta que la justicia generalmente no va a hacia la concreción de este tipo de condenas o siquiera la categorización de estos crímenes como femicidio?

Llegamos a escuchar a la perito psicólogo oficial, cuando le preguntamos si Karina podría estar inmersa en una situación de “síndrome de mujer maltratada”, ella decía que no trabajaba con esas categorías. No plantea lo que uno llama violencia hacia las mujeres o perspectiva de género, donde ella dice que es algo, una teoría que ella puede recitar o no. Eso te habla de todo lo que todavía hay que modificar, pero creo que en definitiva el fallo es un elemento que ojalá sirva para un antes y un después. Para que haya una sanción de estas características, que haga que cualquier sujeto que se vea abordado por lo que es la violencia patriarcal sepa que no va a zafar de una sentencia condenatoria y que eso haga que nos acerquemos más al Ni una Menos y al Nunca Más.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
La clase obrera, en el centro de la tormenta
Desestiman acusación contra Pu Lof Cushamen
Mar del Plata: Santiago Maldonado, ¡Presente!
Un año sin puente en Punta Querandí: “Esto es el muro de Berlín”
Macri evaluó sus seis meses de gestión: "Vamos por el camino correcto"
Israel desprestigia a sus críticos acusándolos de antisemitas
Ganancias: por qué la nueva ley es igual al proyecto oficial
Más condenas por Orletti, la sede argentina del Cóndor
Respeto por los ancestros
Orgullo: acciones feministas para visibilizar los abortos propios



[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org