Publicado en línea el Miércoles 27 de abril de 2016, por Notas

Hace dos años, en enero del 2014, su ex pareja Gustavo Albornoz la agarró a patadas, le llenó el cuerpo de alcohol y la prendió fuego: ella terminó con más de la mitad de su cuerpo quemado. Los momentos posteriores no fueron fáciles tampoco. Estuvo seis meses internada y tuvo que realizarse decenas de operaciones que, además, llevaron a que la echaran del trabajo.

Las cicatrices hablan por sí mismas. Hablan del dolor y la desesperación. Pero también revelan los mecanismos endebles y estigmatizantes de un sistema que debería proteger a la mujer y prevenirla de la (casi) muerte, pero que no lo hace.

Abregú había denunciado a su ex pareja alrededor de 15 veces en diferentes comisarías, incluso ante la comisaría de la mujer de Martínez. En el juicio Carolina Abregú, hermana de la víctima, lo ratificó en su testimonio, junto a otros familiares y vecinos, quienes también confirmaron que hubo escenas de violencia doméstica previas.

El abogado de Abregú, Alejandro Gois, había solicitado una pena de 18 años. El debate oral había comenzado el 11 de abril y Albornoz estuvo sólo 33 días detenido, llegó en libertad al juicio y con una causa que lo acusaba de “tentativa de homicidio”. Finalmente los jueces aceptaron el pedido del abogado de la mujer y cambiaron la carátula de la causa por una de mayor gravedad “intento de femicidio agravado por el vínculo”.

Si bien la sentencia es menor a lo que habían pedido, Karina dijo a los medios: “Siempre dije que de acá se tenía que ir preso, así que se dió lo que esperábamos”. Por su parte, la hermana agregó: “No queremos más ‘Karinas’, porque ella lo puede contar pero hay muchas chicas que no”.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
60 años (1945-2005) de productivismo destruyeron el planeta
Cuarto día sin Maldonado: Silencio del Gobierno por la desaparición
Ante el nefasto informe del ministerio de seguridad de Argentina
Paraguay: cinco indígenas baleados
Sobre los procesos y la detención de Lula
Inseguridad en el Internet de las Cosas
Venezuela pide a la UE dejar de lado política intervencionista
La primera crisis general del macrismo es energética
"Lo de Agustín Ramírez fue un crimen de Lesa Humanidad"
Femicidio de Rocío Rodríguez: una sentencia insuficiente

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
VIVAN LOS DDHH
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu
Alerta y movilización en defensa del FONID
Una gran victoria: la Justicia Penal de San Isidro rechazó desalojar Punta Querandí
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
utpba, otro acuerdo de espaldas a los trabajadores
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org