Publicado en línea el Jueves 19 de diciembre de 2013, por Celeste Fassbinder

Para empezar, usted debe saber que el 90% de los alimentos en los supermercados argentinos son transgénicos. Un transgénico es un Organismo Modificado Genéticamente (OMG), es decir un organismo vivo que fue creado artificialmente en un laboratorio mediante manipulación genética. Las técnicas de ingeniería genética consisten en aislar uno o varios genes de un ser vivo (virus, bacteria, vegetal, animal e incluso humano) para introducirlo(s) en - mezclarlos con - la estructura genética de otro ser vivo. Esto hace la corporación Monsanto con las plantas e indirectamente el ganado.

La diferencia fundamental entre las técnicas tradicionales y la transgenesis

1) Los cultivadores tradicionales sólo se realizan cambios que pueden ocurrir naturalmente debido al clima, viento, las abejas y otros insectos. Por ejemplo cruzas entre diferentes plantas mediante injertos y tratamiento de raíces. Los procesos tradicionales no afectan ni desequilibran el medioambiente ya que pueden tener lugar sin la intervención humana en la naturaleza y se consideran, justamente, naturales.

2) En cambio los procedimientos de transgenesis incluyen la manipulación genética extrema y combinación de genes de virus, plantas y animales, algo que jamás podría ocurrir en la naturaleza sin intervención humana, como por ejemplo la inclusión de bacterias humanas y genes de pescado en las frutillas, o cepas de virus infecciosos en el maíz. Por lo tanto, los procesos de creación de transgénicos, las semillas transgénicas y las plantas transgénicas franquean las barreras entre especies anti-naturalmente al liberar seres vivos nuevos que no existían en la naturaleza. La contaminación genética supone un grave riesgo para la biodiversidad y tiene efectos irreversibles e imprevisibles sobre los ecosistemas. Asimismo los transgénicos requieren químicos que dañan a otras plantas, los animales (incluyendo a los seres humanos) y los insectos.

Comida transgénica desventajas y peligros para la Salud

* Primero y principal, la configuración exacta de vitaminas, proteínas y nutrientes en las plantas orgánicas, naturales, hizo posible la vida animal en la Tierra. Las plantas naturales orgánicas y sus frutos son compatibles con los seres humanos ya que tanto los humanos como los animales y las plantas son productos de la naturaleza. Los nutrientes de las plantas y frutos orgánicos son fácilmente digeridos e incorporados por los seres humanos y animales. En cambio los transgénicos tienen 20 veces menos nutrientes que las plantas orgánicas naturales produciendo una depresión gradual del sistema inmune y facilitando que las personas y animales enfermen. Diversos estudios concluyen que los transgénicos dañan los órganos humanos produciendo cáncer, infertilidad, alergias y muchas otras condiciones criticas. Los nutrientes de los transgénicos fueron agregados artificialmente y su digestión e incorporación es más difícil para el cuerpo humano.

1. Muertes registradas por GM. En 1989, docenas de americanos murieron y varios centenares fueron afectados y deteriorados por una versión genética alterada de un suplemento dietario – L-triptofan. Una indemnización de 2 mil millones de dólares fue pagada por Showa Denko, la tercera gran compañía química japonesa. (Mayeno y Gleich, 1994). Hace poco tiempo en Arabia una versión transgénica de Maíz de Monsanto infectó a miles con un virus mortal.

2. Riesgos de muerte por reacciones alérgicas. En 1996, genes de nuez de Brasil fueron injertados en brotes de soja por la compañía Pioneer Hi-Bred. Algunas personas alérgicas a esta nuez sufrieron un shock anafiláctico (similar a la reacción severa a la picadura de abeja) que puede ser mortal. Ensayos con animales confirmaron el peligro y afortunadamente el producto fue sacado del mercado antes que ocurriera alguna fatalidad. “El próximo caso hubiera podido ser menos leve y el público menos afortunado”, escribio Marion Nestle, Jefa del Depto. de Nutrición de NYU en un editorial del New England Journal of Medicine. Actualmente las tasas de alergia aumentaron a nivel mundial debido a los transgénicos. Este peligro incluye el consumo de medicamentos para combatir las alergias.

3. Cáncer y otras enfermedades degenerativas. Fue probado en al menos 300 estudios que los transgénicos producen todo tipo de canceres, tumores, leucemia y enfermedades degenerativas como la esclerosis múltiple. Cáncer directo y vínculos con enfermedades degenerativas. En 1994, la FDA aprobó la rBGH, una hormona de crecimiento genético de Monsanto, para inyectar en vacas lecheras –aun cuando algunos científicos advirtieron sobre el resultado creciente del IGF-1, una potente hormona química, vinculada con riesgos superiores a 400-500% de cáncer de mamas, próstata y colon. Según el Dr. Samuel Epstein de la University of Chicago, “induce trasformaciones malignas en las células epiteliales de los pechos”. Estudios con ratas confirmaron la sospecha y demostraron daños de órganos internos por ingestión de rBGH. De hecho, los propios experimentos del FDA indicaron un crecimiento de la masa del bazo de un 46 % -un signo de desarrollo de leucemia. El argumento fue que la hormona es destruída por pasteurización. Pero en la investigación efectuada por dos científicos de Monsanto, Ted Elasser y Brian McBride, sólo el 19 % de la hormona fue destruída a pesar de hervir la leche durante 30 minutos, cuando la pasteurización normal es de 30 segundos. Canadá, la Unión Europea, Australia y Nueva Zelanda han prohibido la hormona rBGH. El Código Alimentario UN, un standard de salud internacional del ambiente humano, rehuso certificar rBGH como seguro. No obstante, Monsanto continuó vendiendo este producto en los EEUU., Brasil y Argentina. Parte de la razón puede deberse a que la política del FDA fue iniciada por Margaret Miller, Directora Delegada del Servicio de Consulta en Salud Humana y de otros organismos… y antigua supervisora de Monsanto. Ella abrió el camino a gran cantidad de agricultores a quienes se permitió tener antibióticos en la leche –y en un factor de 100 o 10.000 %. Michael Taylor, Esq. fue el asistente ejecutivo del director del FDA. Él bosquejó la Enmienda Delaney que redujo al mínimo los riesgos de cáncer y más tarde fue contratado como consejero legal en Monsanto, y posteriormente volvió a ser Comisionado de Política en el FDA. Varios otros productos GM aprobados implican herbicidas comúnmente conocidos como cancerígenos - bromoxynil usado en el algodón transgénico y el Roundup de Monsanto o glufonsinato usado en sojas GM, grano y canola. Además y según el investigador Sharyn Martin, un número de enfermedades autoinmunes se ven acrecentadas por los fragmentos de ADN extraños que no son totalmente digeridos en el estómago humano e intestinos. Los fragmentos de ADN son absorbidos en la corriente sanguínea y potencialmente mezclados con el ADN normal. Las consecuencias genéticas son imprevisibles y se han hallado inesperados fragmentos génicos en cosechas de soja GM. Gilles-Eric Séralini, docente de biología molecular en la Universidad de Caen, en Francia, y presidente del Consejo Científico de Investigación Independiente en Ingeniería Genética (CRIIGEN) probó que los transgénicos producen "una alarmante cantidad de tumores" en mamíferos. Hace poco tiempo la corporación Monsanto intentó desacreditarlo y ocultar su estudio al público. Efectos indirectos, no rastreables en índices de cáncer. Aunque la prensa insiste con falsas pandemías y más vacunas transgénicas, durante el siglo veinte se incrementó el descenso de la tasa de enfermedades infecciosas. Pero... se produjo un ascenso simultáneo de colapsos en sistemas del cuerpo o en el sistema inmunológico – como en el caso del cáncer. El cáncer es afectado por todo el estado de polución de nuestro ambiente –incluidos el aire, el agua y los alimentos. Existe una cantidad inimaginable de combinaciones para los más de 100.000 productos químicos liberado en el ambiente. El impacto real no puede ser medido por un puñado de experimentos estrictos que aíslen unos pocos factores a la vez. Más bien toda la naturaleza es un terreno de ensayo. Pocos años atrás los científicos se espantaron ante el hecho que una combinación aleatoria de productos químicos (principalmente pesticidas) causara 1000 veces más cáncer que la suma de los productos químicos individuales indicados en ensayos separados. Más alarmante fue el hecho que algunos productos químicos fueron ideados para ser perjudiciales por sí mismos. De igual modo, existe el potencial de enteras nuevas maneras de re-ordenar el orden natural -con mutaciones genéticas- como las mencionadas influencias no rastreables que también pueden causar cáncer. Sabemos definitivamente que los rayos X y los productos químicos causan mutaciones genéticas, y que los cambios mutagénicos se hallan detrás de muchas altas tasas de cáncer –en los que las células se duplican fuera de control. Esto solamente debería volvernos extremadamente cautos. En los EE.UU. en el año 1900 el cáncer afectaba aproximadamente a 1 de cada 100 individuos. Ahora afecta a 1 de cada 2 hombres, y a 1 de cada 3 mujeres a lo largo de su vida. Estas tasas implacables se dispararon hacia arriba durante el siglo veinte.

4. Enfermedades virales y bacterianas: Los virus pueden mezclarse con genes de otros virus provocando cepas más letales –y a tasas mayores de lo que se haya pensado. Un estudio mostró las mezclas de genes ocurridas en virus en sólo 8 semanas (Kleiner, 1997). Este tipo de escenario se aplica al virus mosaico CaMV del coliflor, el virus más común usado en ingeniería genética – en el Round Up Ready para soja de Monsanto, maíz Bt de Novartis, y en algodón y canola GM. Es una especie de “pararetrovirus” que se multiplica produciendo DNA con el RNA. En un estudio canadiense, fue infectada una planta con el virus mosaico deteriorado de pepino que carecía de un gen necesario para el movimiento de las células de la planta. En menos de dos semanas, la planta deteriorada tomó lo que necesitaba de los genes vecinos –como evidencia de la mezcla genética. Esto es significativo porque los genes que causan enfermedades son a menudo estropeados para hacer el producto final “innocuo”. Resultados de esta clase condujeron al US Departament of Agriculture a realizar una Junta en Octubre de 1997 para discutir los riesgos y peligros de mezclar genes y supervirus, pero no fue adoptada ninguna acción regulatoria. Resurgimiento de enfermedades infecciosas. El periódico Microbial Ecology inHealth and Disease informó en 1998 que la tecnología genética podía hallarse implicada en el resurgimiento de enfermedades infecciosas. Esto ocurre por múltiples vías. Se desarrolla resistencia a antibióticos mal empleados en bioingeniería, hay formación de cepas vírales nuevas y desconocidas, y se produce la caída de la inmunidad a causa de dietas de alimentos procesados y alterados. También se encuentra transferencia de DNA transgénico entre bacterias. Diversos estudios han demostrado que bacterias de la boca, faringe e intestinos pueden captar el DNA transgénico del alimento de animales, que a su vez pueden ser transferidos a los seres humanos. Esto amenaza el resultado del nivel de calidad del siglo veinte – la reducción de enfermedades infecciosas que contribuyó rigurosamente a elevar las expectativas de vida.

5. Riesgos de los antibióticos – A través de la leche. Vacas inyectadas con rBGH tuvieron un muy alto nivel de infecciones de ubre y requirieron más antibióticos. Esto dejaba niveles inaceptables de residuos de antibióticos en la leche. Los científicos alertaron de los riesgos para la salud pública de aumentar la resistencia a los antibióticos. – A través de las plantas. Muchas implantaciones genéticas usan una marca para rastrear el sitio donde el gen ingresa en la célula. Las plantas de maíz GM usa una ampicilina resistente al gen. En 1998, la British Royal Society alertó para que se prohibiera esta marca que amenazaba el uso de un antibiótico vital. Las cualidades resistentes de la bacteria GM en alimentos puede transferirse a otras bacterias en el ambiente y a través del cuerpo humano.

6. Incremento de las alergias a los alimentos. La pérdida de biodiversidad en la provisión de nuestros alimentos crece en paralelo con el aumento de las alergias a los alimentos. Esto puede explicarse por lo siguiente. El cuerpo humano no es una máquina – “algo” que puede ser nutrido en línea de montaje, con copia a papel carbónico de alimentos. Comemos por nutrición y vitalidad. Lo viviente interactúa e intercambia con su medio ambiente. Las uniformidades antinaturales –requeridas para patentar alimentos genéticos- son cualidades “muertas”. Con frecuencia los alimentos que comemos y apetecemos son precisamente aquellos con reacción positiva a tests de alergias alimentarias. Las células de nuestro cuerpo reconocen esta carencia de vitalidad, produciendo anticuerpos y glóbulos blancos en respuesta. Esto es análogo a las células de nuestro cerebro que reconocen y rechazan los pensamientos mecánicamente repetidos –o el pensar “como un disco rayado”. Intuitivamente las células de nuestro cuerpo y el íntegro sistema inmune parecen rechazar una excesiva homogeneidad.

7. Defectos de nacimiento, toxicidad, y nutrición deficiente. Defectos de nacimiento y vidas útiles más cortas. Si ingerimos productos transgénicos humanos o animales no hay ningún verdadero conocimiento del impacto sobre la evolución humana. Sabemos que el rBGH en las vacas causa un rápido aumento de los defectos de nacimiento y acorta sus vidas útiles. Toxinas internas. Los “alimentos pesticidas” tienen genes que producen un pesticida tóxico en el interior de las células alimenticias. Este representa el primer momento en que la “toxicidad de la célula interior” es alterada para el consumo humano. Existen escasos conocimientos respecto del posible impacto sobre la salud a largo plazo. Nutrición disminuida. Un estudio en el Journal of Medicinal Food (del Dr. Marc Lappe, 1999) demostró que ciertos alimentos GM presentan escasos niveles de nutrientes vitales –especialmente componentes fitoestrógenos que se estima protegen al organismo de cardiopatías y cáncer. En otro estudio acerca del GM Vica Faba, un grano de la misma familia de la soja, había también un aumento de niveles de estrógeno, así como aumentos de problemas sanitarios - sobre todo en fórmulas de soja infantiles. Leche de vacas con rBGH conteniendo sustanciales altos niveles de pus, bacterias y grasa. Análisis del glifosato resistente de la soja de Monsanto demostraron que la línea GM contenía un 28 % más del inhibidor Kunitz-tripsina, un conocido anti-nutriente y alérgeno.

8. Infetilidad. Por ejemplo investigadores rusos encontraron que hámsteres alimentados con soja transgénica no pudieron reproducirse después de tres generaciones alimentados con soja. El experimento fue realizado durante dos años por investigadores del Instituto de Ecología y de la Evolución de la Academia de Ciencias de Moscú, y la Asociación Nacional Rusa para la seguridad de los genes. Los investigadores trabajaron con cuatro grupos de hámsteres: uno alimentado sin soja, otro con soja no transgénica, un tercero con soja transgénica y un cuarto con cantidades mayores de soja transgénica. Luego de alimentar a los hámsteres durante dos años, al llegar a la tercera generación se constataron resultados devastadores en aquellos alimentados con soja transgénica y en particular en aquellos con dietas más altas de la misma. Al llegar a la tercera generación, la mayoría de los hámsteres alimentados con soja transgénica habían perdido la capacidad de tener descendencia; también se constató un crecimiento más lento y una alta tasa de mortalidad entre las crías. En otro estudio realizado en Rusia y publicado a principios del 2010, los investigadores concluyeron que los animales tuvieron un crecimiento retardado, alta mortalidad entre las crías, e incluso crecimiento del pelo dentro de la boca de los hámsteres. Aunque otros estudios han demostrado alta mortalidad en animales de laboratorio alimentados con soja transgénica, uno de los investigadores (el biólogo ruso Alexey V. Surov) comentó que se necesita más investigación, ya que la infertilidad y la anormalidad del pelo pueden no ser causadas solamente por la soja transgénica o por organismos genéticamente modificados, sino que tal vez podría ser el resultado de una combinación de contaminantes en la alimentación, tal como el Round Up que se encuentra en concentraciones muy altas en la soja y maíz transgénico de Monsanto. Las palabras del investigador Surov son ilustrativas: “No tenemos derecho a usar organismos genéticamente modificados hasta no comprender sus posibles efectos adversos, no solo hacia nosotros sino también para las futuras generaciones. Para clarificar esto es imperiosa la necesidad de llevar a cabo estudios completos y detallados sobre el tema. Cualquier tipo de contaminación debe ser sometida a estudio antes de pasar al consumo y los organismos genéticamente modificados solo son una de ellas”. Mientras tanto, Greenpeace sabe al menos desde el año 2008 que los transgénicos producen infertilidad, pero la organización no actúa contra Monsanto en Argentina. En ese año se dio a conocer el siguiente comunicado, que Greenpeace publicó en otros países: "Se ha dado a conocer un estudio realizado por expertos de la Universidad de Viena en el que se concluye que los alimentos transgénicos pueden provocar infertilidad. Se trata de uno de los pocos estudios que muestran científicamente los problemas que pueden originar este tipo de alimentos. Ante las pruebas obtenidas, algunas organizaciones ecologistas como Greenpeace exigen la retirada de los cultivos transgénicos". El estudio ha sido patrocinado por los Ministerios de Agricultura y Sanidad de Austria (Austrian Ministries for Agriculture and Health) y fue presentado ayer durante la celebración de un seminario científico en Viena. Toda la investigación se basa en el maíz transgénico desarrollado por la compañía biotecnológica Monsanto, concretamente con la variedad de maíz NK 603 x MON 810. Los investigadores austriacos estuvieron realizando distintos ensayos durante 20 semanas en las que le proporcionaron a un grupo de roedores de laboratorio una alimentación diaria en la que se contemplaba un 33% de los transgénicos mencionados. Uno de los estudios que se realizaron fue la evaluación de la reproducción mediante cría continuada, los roedores progenitores tuvieron varias camadas en un periodo de tiempo en el que fueron alimentados con la variedad de maíz NK 603 x MON 810. A otros grupos de roedores se les proporcionó una alimentación similar pero con maíz convencional. Los resultados mostrados fueron bastante evidentes, los investigadores indican que se produjo una reducción del número de crías y el peso que éstas presentaban era significativamente menor comparándolo con el grupo de control que no ingirió alimentos transgénicos. La conclusión de los investigadores es que los alimentos transgénicos pueden provocar infertilidad.

Camila Daitch
BWN Argentina


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   COLOMBIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Guardiana ancestral: voces de la bienvenida
V Encuentro de Sikuris en el Corralón de Floresta
Violencia en Argentina (IX): De esto no se habla
Consejo Provincial Aborigen: buscan crear el registro de Propiedad Comunitaria
Histórica movilización en Comodoro Rivadavia en defensa de los puestos de trabajo
Las sierras no se tocan
Participación de 9 policías federales en la desaparición de militantes de Montoneros
Mafia farmacéutica induce a los niños a la heroína
El Viernes 19 en La Toma
La vuelta de la teoría del derrame y el papel de los medios masivos de comunicación

EN LA RED :
VIVA LA RESISTENCIA AL MACRISMO YANKY II
Un grito en toda Nicaragua: ¡Que se vaya Ortega
Las mujeres en la villa abortamos y hablamos de aborto
utpba, otro acuerdo de espaldas a los trabajadores
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial
Guerra total: Triaca aplicó una multa de más de 800 millones al gremio de Moyano
Automotrices avanzan con suspensiones y retiros, por caída de ventas y exportaciones
Comunidades originarias apoyan el reclamo en Agricultura Familiar

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org