Publicado en línea el Viernes 12 de diciembre de 2014, por Celeste Fassbinder

Viernes, Diciembre 2014 - Mientras el 99% de los alimentos en supermercados argentinos son transgénicos de Monsanto, un estudio publicado en septiembre brinda aún más evidencias sobre la peligrosidad de estos productos y la necesidad urgente de prohibirlos.

El estudio científico corrobora que los famosos cultivos manipulados genéticamente, y rocidados con glifosato son culpables del deterioro de la salud en los Estados Unidos de América. Se trata de los mismos "alimentos" y la misma corporación que tanto defienden los periodistas amorales de Clarín y el Gobierno Nacional. El estudio señala una correlación directa entre los transgénicos y al menos 22 enfermedades. Y es aplicable a la Argentina.

¿Por qué la industria de biotecnologica destina millones de dólares para ocultar la toxicidad de sus productos? Bueno, hay muchas razones - la corrupción del gobierno y subsecuentes organismos reguladores del Estado permiten este delito y muchos otros.

Por ejemplo, el principal funcionario de la USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) quien fuera nombrado por el Presidente Obama es un ex ejecutivo de Monsanto. Y lamentablemente, si algo caracteriza a esta clase de delincuentes es la impresionante profundidad de sus bolsillos y afinidad con mega-corporaciones las cuales fueron juzgadas por actos criminales y sentenciadas en todo el mundo.

El estudio prueba detalladamente la relación entre ingredientes transgénicos y enfermedades como:

* Insuficiencia hepática
* Cáncer urinario y de la vejiga
* Hipertensión arterial
* Enfermedad de tiroides
* Accidente cerebrovascular
* Obesidad, 

Y mucho más.

Con tablas y gráficos científicos el estudio describe visualmente el caos que los transgénicos han desatado en la sociedad.

Gran parte del estudio se centra en la introducción de glifosato y sus ramificaciones posteriores en la salud humana. Aunque la comercialización del herbicida empezó en 1974, la investigación llevada a cabo se basa en datos a partir de 1990 acorde al material disponible.

Desde principios de los años 90, el uso de glifosato creció astronómicamente. Como detalla el estudio:

". . .el glifosato disminuye la capacidad de los animales, incluyendo seres humanos, para desintoxicarse de xenobióticos"

Dato: La palabra xenobiótico deriva del griego xeno ('extraño') y bio ('vida'). Se aplica a los compuestos cuya estructura química en la naturaleza es poco frecuente o inexistente debido a que son compuestos sintetizados por el ser humano en el laboratorio. La mayoría han aparecido en el medio ambiente durante los últimos 100 años.

Esto significa que la exposición a los numerosos productos químicos en los alimentos y el medio ambiente, tales como productos de laboratorio carcinógenos y alteradores endocrinos, son la causa del aumento en las tasas de enfermedades modernas (cáncer, diabetes, estrés, enfermedades cardíacas, Etc.) porque el cuerpo humano envenenado con herbicidas es incapaz de desintoxicarse.

Los autores del estudio afirman que las "22 enfermedades, todas ellas con un alto grado de correlación significativa no son una coincidencia aleatoria ".

El Ministerio de Salud de la Nación argentino, debería tener en cuenta que acorde a la evidencia científica "los estudios en animales indican graves riesgos de salud asociados con el consumo de alimentos transgénicos tales como: infertilidad, destrucción del sistema inmune, envejecimiento acelerado, desregulación de genes asociados con la síntesis del colesterol, desregulación de la insulina, alteración de la señalización celular y la formación de proteínas, y cambios en el hígado, el riñón , el bazo y el sistema gastrointestinal ".

Los autores del estudio concluyen que existe una correlación obvia y significativa entre el aumento del uso de glifosato y los cultivos manipulados genéticamente, con una multitud creciente de enfermedades y su frecuencia.

Como lo demuestran numerosas investigaciones, muchas de ellas realzadas en Argentina: El glifosato está apareciendo en la orina, la sangre y la leche materna de las personas .

El glifosato es también un disruptor endocrino, esto implica que los actuales niveles de residuos permitidos en los alimentos son la causa de múltiples problemas de salud que se han documentado en la literatura científica. El sistema endocrino es esencial para la salud humana. Y dado que está siendo atacado por productos químicos de biotecnología a diario, las glándulas de nuestro cuerpo como la pituitaria, el timo y pineal no pueden secretar hormonas que nos mantienen en forma, saludables y libre de enfermedades

Las funciones llevadas a cabo por el sistema endocrino son esenciales para nuestra salud: Crecimiento y desarrollo, la homeostasis (el equilibrio interno de los sistemas del cuerpo) Metabolismo (niveles de energía del cuerpo), reproducción, respuesta a estímulos (estrés y / o lesiones) 

Por supuesto, el cuerpo comenzará a responder con síntomas similares a la enfermedad cuando el metabolismo, el sistema reproductivo y el sistema nervioso esten constantemente tratando de enderezarse debido a la exposición al glifosato.

Los investigadores instan a la investigación científica independiente. 

Exponen: "Los datos presentados en este trabajo ponen de relieve la necesidad de una investigación científica independiente para llevar a cabo, sobre todo en las áreas de la disrupción endocrina, precursor del cáncer, el estrés oxidativo, microbioma intestinal y las vías del citocromo P450. Es nuestra esperanza que, además de la investigación más básica en forma de toxicología y estudios carcinogénicos, se lleven a cabo estudios epidemiológicos por expertos en cada una de estas categorías de enfermedad ".

Fuente
Laura Hentschel
BWN Argentina


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Suman 12.000 los operarios despedidos o suspendidos en el sector metalúrgico
Rosario: Víctor Heredia cantará en homenaje a los pueblos originarios
Farmacity: el ministro Quintana, responsable de un despido antisindical
Rio Negro: Viedma rechaza la central Nuclear
Desaparición de Santiago Maldonado: Denuncian que los libros de Gendarmería fueron adulterados
Implican policías en asesinato de líder indígena en oeste de México
(Video) Peligran los restos aborígenes de Punta Querandí
Zoopharmacognosie ou les animaux humains et non humains
Un revolucionario cabal que defendió la causa de los pueblos indígenas
Privilegiar la ganancia por encima del salario

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial
Guerra total: Triaca aplicó una multa de más de 800 millones al gremio de Moyano
Automotrices avanzan con suspensiones y retiros, por caída de ventas y exportaciones
Las mujeres en la villa abortamos y hablamos de aborto
Alerta y movilización en defensa del FONID
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org