Publicado en línea el Sábado 20 de febrero de 2016, por José Gregorio González Márquez

Para los hombres que sacrifican la existencia por sus semejantes, la muerte no representa agonía ni dolor. Viven acompañados con su sombra; retando al destino, sumando instantes para luchar por la formación de una sociedad justa y bajo la égida del amor y la felicidad colectiva. Elegido Sibada, Comandante Magoya, representa la estirpe de los hombres que no claudican ante los rigores que se le presentan y que jamás se dejan vencer por las vicisitudes. Perseguido durante décadas por los gobiernos de la cuarta república, vio morir a muchos de sus camaradas víctimas de la represión; sin embargo, siguió adelante manteniendo la moral en alto y combatiendo desde las Sierras de Falcón y de otras partes de Venezuela por la patria de Bolívar.

Magoya fue un hombre probo, valiente, claro. Nunca temió a la muerte pues la consideraba su compañera. Campesino humilde pasó su vida luchando por los desposeídos. No retrocedió ante los ataques arteros de los enemigos de Venezuela, enfrentó con decisión las fuerzas represivas del estado burgués. Honorable guerrillero, corazón de pueblo. Pueblo mismo hecho viento entre las nubes de la sierra; temperamento cálido vagando en las montañas forjado una nueva independencia. Agua clara que se despeña entre las piedras de Chuguara, San Luis, Curimagua insuflando de libertad la serranía falconiana.

Magoya defendió la Revolución Bolivariana. En una entrevista que le hice para Aporrea hace cinco años me dijo: “El compromiso es de todos los revolucionarios. Crear una nueva conciencia social se hace necesario. Nosotros estamos obligados a impulsar el verdadero sentido de la revolución. No ha sido fácil emprender un proceso revolucionario como este. Aquí hay muchos apátridas que les gustaría traer a los norteamericanos para sacar a Chávez. Si esto ocurriera tomaríamos de nuevo las armas para defender al pueblo”.

Comandante ¡Presente! Seguiremos los caminos de la revolución. La lucha continua, jamás dejaremos al pueblo solo. Tu ejemplo será valioso para las nuevas generaciones de revolucionarios. ¡Honor y Gloria al Comandante Magoya. ¡Hasta la victoria siempre!


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Abrégé d'autoritarisme
Nota central El Roble Junio: “Actualidad y perspectivas del movimiento obrero”
Consecuencias clínicas y subjetivas del desempleo: La amenaza de exclusión
Violencia en Argentina (VII): El huevo de la serpiente
"Villa Banana es una cárcel dentro de Rosario"
Facundo Jones Huala cumple 17 días de huelga de hambre
En la marcha piquetera sobre Puente Pueyrredón falleció nuestra compañera Adela
Denuncian presiones de Clarín y La Nación para terminar con los juicios de lesa humanidad
Mapuches piden que se reactive el relevamiento territorial en Villa La Angostura
Contundente expresión de fortaleza y unidad en Neuquén y Río Negro

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
VIVAN LOS DDHH
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu
Alerta y movilización en defensa del FONID
Una gran victoria: la Justicia Penal de San Isidro rechazó desalojar Punta Querandí
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
utpba, otro acuerdo de espaldas a los trabajadores
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org