Publicado en línea el Jueves 18 de febrero de 2016, por ANRed- E (redaccion@anred.org)


Días previos a la conformación de la Colectiva Lohana Berkins, hablamos con Marlene Wayar, Susy Shock y Duen Sacchi. Ante los nuevos giros a la derecha del gobierno nacional y por la inmensa cantidad de despidos de trabajadoras y trabajadores estatales precarizados, activistas LGTB convocan a sumarse a la marcha y paro del 24 de febrero, nos comparten cómo es la visión, perspectiva y relación con las organizaciones sociales, y por supuesto, no pudimos dejar de hablar de Lohana Berkins. Por ANRed

ANRed: ¿Cómo ven al colectivo LGTB, que no es homogéneo, cual es su panorama político con respecto a las organizaciones?

Marlene Wayar: El país se ve mal, le importa nada la democracia, la importancia trascendental que tiene para la humanidad el paradigma de los DDHH. Estábamos dentro del capitalismo y quienes la levantaron en pala eran los que más plata tenían, el resto sobrevivimos lo más dignamente que pudimos. No sólo se conformaron con levantarla en pala, sino que también quieren que haya una distancia abismal. Quieren una desigualdad abrumadora, les molesta que Milagro Salas tenga una pileta para los pibes en Jujuy, les molesta la propiedad colectiva, cuando ellos tienen sendas mansiones con piscinas. Dentro de eso empezamos a desgranarnos en quienes somos o cuál es nuestra punta de iceberg identitaria. Yo soy puto, marica, torta, originaria, mapuche y en eso también se empieza a cristalizar, ya no es un paradigma juntarnos o hacer colectivos a la identidad de género, a la sexualidad, opción sexual o genitalidad. Ya nada de esto es trascendental, porque hay putísimos de derecha. Siguiendo a Hannah Arendt, el espanto ante la certeza de que los monstruos que efectuaron el plan de los 30.000 desaparecidos, en los campos de concentración del nacismo no son monstruos, son hombres y mujeres comunes y corrientes, que por egoísmo por miedo, mediocridad, son funcionales a un par de monstruosidades que planean y hacen estrategias en base a la discriminación, al odio, a que el mejor comercio sean las guerras, las drogas. Ahi nos tenemos que empezar a organizar bajo el paradigma de quienes no somos. Soy marica pero no soy Videla, no soy Bush, no soy Margaret Tatcher. Lo que importa en la mesa política es lo que no somos, no somos asesinas, no somos genocidas, no queremos un país hundido en la miseria. Esto nos lleva al desafío de tener que soportar el paradigma que sostenemos que es el de la diferencia. Somos diferentes, nacemos diferentes.

No podemos estar esperando que nos maten, nos violen, que te toquen el culo en el colectivo, que te lleve presa la policía, que si tenes una gorrita o sos morocho te pegue un tiro la policía. Entonces, son contextos enfermizos, tenemos que escapar, salir despavoridos. Tenemos que luchar para que los niños y las niñas no queden presos en estos contextos, porque no se puede escapar: te matan. No te dicen que te vayas al exilio, te matan miserablemente, se regodean en la perversidad el odio. Nosotras tenemos que reunirnos en base al niño, la niña que hemos sido y bancarnos las diferencias.

Duen Sacchi: Necesitamos espacios donde podamos conectar lo que nos pasa cotidianamente con lo político.

ANRed: Es por eso es que este planteo desde lo que no soy permite un diálogo con organizaciones dentro de las disidencias, aún aquellas que estén más cercanas a los “no”

Duen Sacchi: Sí, pero yo me sumo a la exigencia. Creo que estas cuerpas siempre aguantan esos otros colectivos de las grandes políticas, entre comillas, que son políticas que nos atraviesan a todas, pero principalmente a algunas más que a otras. La otra vez escuchaba a una activista siria a la que alguien le dijo “La colonialidad nos atraviesa a todos”. Ella le dice: “Sí, la coloninalidad nos atraviesa a todos pero a mi familia la atravesó hasta la muerte”. Hay una diferencia.

Susy Shock: Queremos, también, hacerle cierta advertencia amorosa a los compañeros, camaradas. SI todo el tiempo nos construimos desde esta soledad, desde estas cuerpas, individualidades, podemos construir solas reivindicaciones, políticas. En el campo artístico creamos lugares donde nos sentimos cómodas, donde vienen personas que se sienten identificadas. Nosotras vamos a estar en la calle, porque seguramente vamos a ser desocupadas de un montón de otras cosas que vino este gobierno a desocupar. Siempre nos va a tocar. Les estamos diciendo “Súmense desde acá, porque ustedes se van a quedar sin nosotras”. Googleen feminismo, googleen qué pasó con las prácticas trans por estos lado y nos juntamos.

ANRed: ¿a quién o quiénes incluyen en ese “nosotras”?

Marlene Wayar: Hay una manera de entender ese nosotras desde la necesidad global de siglo, del momento de la humanidad de que la energía sea femenina. Cae de maduro que ningún hombre tiene que perder su masculinidad, su genitalidad, no hay que poner eso en juego, sino sensibilizarse en la forma en que nos dejamos penetrar por la femineidad que está intrínseco en todo lo humano. Todas y todos tenemos todas las posibilidades adentro, qué dejas que crezca o que surja es un poco lo que vos querés y, como dice Sartre, un poco de lo que te dejaron hacer. Nos metieron el impulso macho en todo. Esta el peso de la jerarquización, de la verticalidad, siempre. Proponemos explorar los lugares de quienes han perdido, quienes perdimos hoy y perdimos en la historia. Tomar la voz sabiendo que somos las perdedoras, podemos dejar de desear el paradigma ajeno. Quiero propulsar la organización en que nos podamos mirar a los ojos, no quiero ser un anonimato para nadie. Si nosotras no nos imponemos y creamos formas paterno- maternales, donde cada creatura tenga su amor propio, con solidaridad, humildad y se quiera, no me interesa trabajar con ese mundo lesbiana, gay.

ANRed: ¿por qué es esta convocatoria ahora y no en las tantas marchas a las que se convocaron previamente?

Susy Shock: esto está sucediendo ahora, hay un apabullamiento que trajo este gobierno. Todo nos roza, todo lo violento nos toca. Es una necesidad colectiva de organizarnos, la excusa es la calle.

Duen Sacchi: Otra vez nos convoca la resistencia, ponemos en la mesa de la resistencia. Todas sabemos quiénes son las cuerpas a la que le va pegar más duro. Sabemos que son las travas de clases populares, las tortas, que no son las burguesas. Ya lo sabemos. Les pedimos a las organizaciones grandes que no hagan la vista gorda, saben quiénes son sus bases, y saben a quiénes le va a pegar más duro. No hay revolución sin travas, sin feminismo del sur, sudaca, sin feminismo negro.

Susy Shock: Hay una norma que es la de la normalización que se viene sucediendo y me parece que este gobierno es un gobierno que va a leer eso, lo va a entender aún más. Codifican de igual a igual, exigimos hacer la resistencia en lo que hace ruido, lo trava, marica, torta, negro, indio, sucio, sudaca.

Duen Sacchi: Es donde están yendo. El discurso, la retórica es directa, es claro contra quiénes van. Lo han dicho claramente, no hay nada oculto.

Marlene Wayar: ¡Cuánto nos va a costar esta pérdida de tiempo!, enorme pérdida de tiempo. No tengo tiempo, cabeza ni estómago para ver cómo maltratan a los niños y a las niñas sobre todo y crecen hasta psiquiatrizados, porque no soportamos los propios impulsos humanos como se inquietos, y los empastillan y madres y padres no reaccionan y, como también han sido criados desde la domesticidad, le dan la pastillas. Estamos a un paso de convertirnos en máquinas, no puedo comprender, no tengo estómago para comprender. Es un momento para ser críticos, criticas de por qué se nos pasó una Ley Antiterrorista, que ahora nos pone en situación de delincuentes a quienes queremos defender la constitución (que ya es discutible), pero que su piso nos pone como terrorista, criminales, blanco fácil y “justificable”.

ANRed: Se da la muerte de Lohana y esta convocatoria ¿tiene que ver con sus mensajes?

Marlene Wayar: Claramente. Lohana necesitaba tener un proyecto futuro para no morirse sin hacer nada, pero además es el impulso de tener la sensación, la táctica. Lohana es Lohana desde la nada misma, desde estar parada en una esquina de Constitución o Salta prostituyéndose, se conformó una líder política. De ahí, si no aprendemos esto, desde su práctica completa, al igual que Diana, Nadia, como las tantas luchadoras que de la nada misma luchan, ese es su legado, desde la nada misma, luchen. Hubo mucha variedad de personas en sus dos despedidas, tanto en Salta como en Buenos Aires, aun asi, pasaron a alabarla personas que en su momento desde el feminismo le dijeron: “si, pero vos tenés pito, sos un hombre” y no hicieron un mea culpa, es decir, nosotras tuvimos que aprender a abrazar a Lohana. Se plegaron como si no tuviéramos historia. Fuimos muy discriminadas desde todos los espacios políticos. Creo que el único espacio no refractario por impulso fueron las Madres de Plaza de Mayo.

Ese movimiento, ese trabajo que cada una de nosotras venimos haciendo, desde el arte, el activismo político, desde la academia, potenciarlo para llamar desde ahí. Nosotras no tenemos aparato pero tenemos vínculos y nuestros vínculos son, con 47 años yo, la mayoría sub 30. No me importa hablar con el mundo viejo, me importa estas jóvenes que nos siguen, que van detrás del Monstruo Mío de Susy, que iban detrás de Lohana cuando le traían el megáfono, que iban detrás de Diana, que nos impulsan, nos quieren y sabemos que hay una confianza previa. No nos planteamos un mundo ideal, no nos planteamos ser la utopía, es la que nos obliga a caminar, de manera firme, amorosa, si no, cada quien volverá a su casa, a ser fatalista y dirá qué es lo que nos toca, seguirá basureando cultura, política, cartón, pero no saldremos basureando nunca pestañas postizas para la gente de clase alta.

Susy Shock: No queremos la sucursal de la organización que formemos. Repiénsense desde la lógica y necesidades que van teniendo ahí si claramente hay que hacer una movida de comunicación y de ver hacia dónde va, como fue el Frente Nacional por la Identidad que aglutinó un montón de posibilidades y de movidas puntuales con sus lógicas, sus funcionamientos, su territorialidad, y claramente nuestro colectivo tiene que venir a rediscutir todo, hasta los modos de producción, los modos en que comemos, los modos en que nos organizamos.

Duen Sacchi: Hay que crear espacios de escucha, que no sea la misma de siempre, quizá necesitamos algo más lento.

Susy Shock: hoy nos pensamos en las disidencias género-sexual-afectiva y política, hay masculinidades y femineidades que no se consideran heterosexuales y no significa que van a transitar el modo de ver la sexualidad como nosotros y nosotras, suponiendo que hay una única forma de transitar la sexualidad, eso lo tenemos que seguir hablando, haciendo.

También me parece demasiado rápido que organizaciones individuales comiencen a juntarse con este gobierno para plantear política, digo, basta googlear y ya te das cuenta las que ya se reunieron. Es como si futuro trans ya se haya reunido con el Ministerio de Derechos Humanos, ¿por qué ese apuro? ¿Por qué no un aviso multisectorial para repensarnos frente a este gobierno de derecha? No son cualquier reunión. ¿Hay una estrategia, un aprovechamiento? Yo quiero poner en duda todo eso, porque supuestamente son representaciones que sobre todo de cara a la gente que lee y dice: “son todos los putos juntos, las travas juntas”, no saben distinguir que somos un amplio espectro y que dentro hay individualidades e intereses. No sé si se puede negociar algo con este gobierno. Tengo muchas dudas.

Duen Sacchi: Necesitamos responsabilidad social hacia adentro, hacia los pares dentro del colectivo LGTB, pero también dentro de la disidencia política. La responsabilidad social implica escucha, no retroceder en lo ganado en los discursos, en nuestra presencia, no dejar pasar este “permiso para ser facho” que va metiéndose hasta en las organizaciones sociales, de golpe volvemos a ser la cosa rara, antropológica. De golpe, nuestro discurso político no es tan importante, pasamos a ser el cotillón y vuelven los discursos (porque me ha pasado en estos días) diciendo, ¿no te parece que es poco profundo?

Susy Shock: Sí, cada vez más gente empieza a no tener laburo, se acrecientan las ollas populares, si cada vez más gente empieza a estar afuera del sistema de laburo, obviamente hay una necesidad que nos corre hacia un lado que siempre es de urgencia. Si nosotras, nosotros, no estamos firmes en esta discusión desde dónde queremos discutir el laburo es desde este piso construido, no menos, no retrocedemos en eso.

La otra vez me vino a la cabeza: A Diana la mataron una semana antes de las PASO, y no pasó nada. No estamos en la agenda emocional de nuestro país, y claramente empecé a pensar en los compañeros y camaradas con quienes venimos marchando juntos y juntas. Maxi y Darío le significó a Duhalde adelantar las elecciones. Ellos pasaron a ser nombres y símbolos después de asesinados, Diana ya era conocida y no pasó nada. Con lo cual eso es para decirles “no somos tu bandera”, no significó nada. Maxi y Darío son mis muertos, siento que son mis muertos, me atravesó de una manera impresionante, fui al MTD, estuve metida, lo busqué, yo estaba en el oeste y esto había pasado en el sur, claramente había algo de urgencia, como fueron esos años. Diana ya era Diana y no pasó nada. Obviamente que esto no se los digo a los votantes de Macri, se lo digo a mis compañeros, camaradas. Propongo discutir.

Duen Sacchi: Yo no vi que se haya incendiado el país, porque fue un asesinato político a una semana de las elecciones más importante de los últimos 20 años, en el momento se puede tener toda la delicadeza política, es una referente política, en cualquier lugar del mundo se incendia el país, era lo mínimo que esperaba.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
En granjas de rehabilitación, como en cárceles y campos de concentración
"Seguimos exigiendo justicia por Andrés Núñez"
Lonko de Temucuicui denunció secuestro tras allanamiento policial
Denuncian sistema de coimas 20% e impunidad en gobierno de Cambiemos en Córdoba
Clarín y La Nación cerraron la Agencia DyN y no consideraron reubicar despedidos
Comunidades ocupan Juzgado de Esquel exigiendo apartamiento de Otranto
Asamblea de la organización de los pueblos indígenas QOPIWNI
Macrismo verde: entre la ecología y la meritocracia
Aulas vacías para que Macri abra las paritarias
Crónica prohibida del caso Alsasua-Altsasu (Navarra)

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial
Guerra total: Triaca aplicó una multa de más de 800 millones al gremio de Moyano
Automotrices avanzan con suspensiones y retiros, por caída de ventas y exportaciones
Las mujeres en la villa abortamos y hablamos de aborto
Alerta y movilización en defensa del FONID
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org