Publicado en línea el Jueves 6 de abril de 2017, por amalia

Emir Sader – Público.es

La crisis de la democracia se ha globalizado rápidamente. Europa, que se enorgullecía de sus sistemas políticos, las políticas de austeridad ha promovido la generalizada deslegitimación de esos sistemas, centrados en dos grandes partidos. Cuando ambos asumieron esas políticas económicas anti-sociales, entraron en una crisis acelerada, perdiendo votos e intensificando el desinterés político por las elecciones,esos dos partidos promueven políticas similares. Han empezado a surgir alternativas – en la extrema derecha y en la misma izquierda -, que ponen en jaque esos sistemas, por la forma autoritaria de la derecha y, por la izquierda que busca la expansión y la renovación de las democracias.

La crisis de las democracias dieron un salto con el Brexit y con la elección de Donald Trump en los EEUU. En Gran Bretaña, los dos partidos tradicionales fueron derrotados en una decisión crucial para el futuro del país y de la misma Europa, como fue la decisión mayoritaria de salida de la Unión Europea. Esto refleja como esos dos partidos no han sabido entender el malestar de gran parte de la población – incluso de amplios sectores de la misma clase trabajadora -, respecto a los efectos negativos de la globalización neoliberal. Los trabajadores, electores tradicionales del Partido Laborista, concentraron su voto a favor del Brexit y en contra la decisión de ese partido y terminaron decidiendo la votación.

En EEUU no es tan solo la victoria de un candidato outsider, este triunfo enfrentó al Partido Demócrata, a los grandes medios, a la dirección de su propio partido y los líderes de opinión. La victoria de Trump representó una derrota para los dos partidos como expresiones de la voluntad organizada de los norteamericanos.

La democracia tradicional hace aguas por todas partes. Los partidos tradicionales pierden apoyos, las personas cada vez se interesan menos por la política, votan cada vez menos y los sistemas políticos ya no representan a la sociedad y entran en crisis.La democracia liberal, que siempre se autodefinió como “la democracia”, entra en crisis. El impacto causado por la perdida de legitimidad de los gobiernos que han asumido los proyectos antisociales del neoliberalismo y de la misma política, corrompida por el poder del dinero, invade a toda la sociedad, incluso a la misma política.

En América Latina, Argentina y Brasil, habían fortalecido sus sistemas políticos, mediante gobiernos y liderazgos con legitimidad popular y ahora han retrocedido hacia gobiernos que pierden – o nunca han tenido – el apoyo popular. Este sistema político sufre con los gobiernos que han sido elegidos con programas distintos a los que en realidad ponen en practica. El programa neoliberal de ajustes fiscales profundiza en la crisis de legitimidad de los gobiernos y de los mismos sistemas políticos.

La concepción que preside el neoliberalismo, que busca mercantilizar todo, llegó a la política, a través de financiaciones privadas. Las campañas se adecuaron al servicio del marketing y las actividades millonarias las convirtieron en un despliegue de piezas publicitarias casi al estilo de cualquier otro producto. Por otra parte, los gobiernos copados de ejecutivos privados se parecen cada vez mas a empresas, tanto por el personal como por la concepción que preside a los gobiernos con mentalidad de mercado.

La era neoliberal es la era del agotamiento del sistema de las democracias liberales. Los agentes que los legitimaban – parlamentos con representación popular, partidos con definiciones ideológicas, sindicatos y centrales sindicales fuertes, dirigentes políticos representantes de distintos proyectos políticos, medios de comunicaron como espacio relativamente diversificado de debates – se han vaciado, dejando al sistema político y a los gobiernos suspendidos en el aire. El desprestigio de la política es la consecuencia inmediata del Estado mínimo y de la centralidad del mercado.

La crisis de las democracias es uno de los temas que más se extiende desde los EUA a la América Latina, pasando por Europa y por Asia. Ya no se trata de reivindicar un sistema que se ha agotado, sino de construir formas alternativas de Estado, de sistemas políticos y de representación política de todas las fuerzas sociales.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
El Salvador, primer país de AL en prohibir minería metálica
¿Existen reformas no reformistas?
Qué debe aprender la izquierda del conflicto del taxi
Proceso France Télécom: “15.000 euros de multa, eso hace barata la vida humana, ¿no?”
La Unión Europea defiende el delito fiscal
Estados Unidos y Venezuela, el desenlace
Cientos de miles de europeos protestan contra el TTIP y el CETA en las calles de Alemania
MÉXICO PUDO. Podemos ante la victoria de Andrés Manuel López Obrador
El verdadero problema de España
Una pensión digna e individual para ‘cónyuges a cargo’

EN LA RED :
Noelia Vera: «Los bancos tienen que devolver el dinero que les hemos prestado»
Podemos se suma a la huelga climática del 27 de septiembre
Podemos denuncia el encarlamiento de cuatro líderes del Movimiento Sin Techo en Brasil
¿A quién vota la clase trabajadora en España?
Consulta sobre el sentido del voto de los diputados y diputadas de Podemos en las sesiones de investidura de la XIII legislatura

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org