Publicado en línea el Domingo 30 de abril de 2017, por amalia

Albino Prada - Comisión JUFFIGLO de ATTAC España

Para entender las reacciones sociales -y luego electorales- contra los gestores de la globalización, a escala mundial o a escala europea, habría que concretar quiénes son los ganadores y quiénes los perdedores de esos mercados rampantes.

A escala planetaria, los datos del Banco Mundial sobre la balanza externa (de bienes, servicios y transferencias) informan de que los dos grandes ganadores son China y Alemania (en menor medida, Japón) y que los grandes perdedores son Estados Unidos seguido del Reino Unido. Los primeros estarían acumulando excedentes y ahorro mientras que los segundos anotan déficits y necesidad de préstamos del exterior.

Puede que esto nada preocupe a empresas estadounidenses o británicas que fabrican en China lo que venden en todo el mundo, pero complica mucho las cosas a sus economías nacionales respectivas. Y más aún si los lucros de estos negocios se trasladan a paraísos fiscales.

Si a eso añadimos que en el caso del Reino Unido su déficit comercial dentro de la UE supone una parte mayoritaria de su déficit externo global, la imputación del desequilibrio no es extraño que origine como reacción un brexit proteccionista. Justo al revés sucede con Alemania, que anota un superávit comercial dentro de la UE nada despreciable (en concreto, las cifras son de un déficit de 118.000 millones para el Reino Unido y un superávit de 72.000 millones en Alemania, datos Eurostat para el 2015).

De manera que ganadores y perdedores globales también lo son dentro de la UE. Por eso creo que, junto a asuntos de empleo interno derivados, el presidente Trump llega a serlo por catalizar la reacción ante ese déficit externo y el triunfo del brexit es la reacción contra el declive británico dentro de la UE.

Francia es, como el Reino Unido, un perdedor de la globalización a escala mundial. A menor escala, porque cuenta con un factor compensatorio, el turístico, en el que es campeón mundial. Pero dentro de la UE tiene un déficit comercial de 84.000 millones, el segundo mayor después del Reino Unido.

No es extraño que tome cuerpo la percepción de que romper con la actual UE (y con el euro germano) les ayudaría a corregir un déficit comercial que se traduce en menguante capacidad financiera y presupuestaria.

Claro que la cosa no acaba ahí. Dentro de la UE cada país pone y recibe recursos. Pero esos saldos netos en relación al PIB son negativos y semejantes en el Reino Unido y Alemania. Negativos quiere decir que ponen más recursos de los que reciben para mantener la UE. Alemania consigue dentro de la UE un superávit comercial cinco veces mayor que lo que pone cada año, mientras que el Reino Unido, poniendo el mismo porcentaje que Alemania, cosecha un gigantesco déficit comercial.

¿Y Francia? Pues es contribuyente neta a pesar de que dentro de la UE no le salen las cuentas comerciales. Los ganadores (Alemania, Holanda y otros) no aportan en proporción a lo que consiguen, al tiempo que algunos perdedores hacen un esfuerzo semejante. No es de extrañar que tanto Le Pen como Mélenchon encuentren un creciente respaldo social disconforme con tales asimetrías.

Publicado en La Voz de Galicia


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   COLOMBIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
La otra corrupción política de la que no se habla, responsable de la escasa protección al consumidor en España
El silencio tras el Brexit
El Congreso aprueba nuestra iniciativa para reconocer el derecho al BDS como libertad de expresión y reunión
Las entrevistas de Attac: La Unión Europea frente al Coronavirus ¿Rescatará esta vez a la gente?
Documental: “La cruda realidad”
[Informe] La amenaza global asalta lo local
Desmontando los mitos sobre la inflación y la creación de dinero (5)
El mundo en la era de Trump: ¿qué podemos esperar?
El mercadeo con las deudas de los más vulnerables
Podemos condena el ataque violento al expresidente Lula

EN LA RED :
Podemos exige impedir la anexión de Cisjordania
La batalla por la democracia internacional se está librando hoy en Estados Unidos
Frente a la COVID-19, Podemos exige justicia global y cambios en la deriva reaccionaria de la geopolítica internacional
Podemos sobre la suspensión de la democracia en Hungría
Podemos ante la negativa del Eurogrupo de adoptar medidas contra el COVID-19
Podemos apoya las movilizaciones del 8M 2020
Podemos ante la violencia y la suspensión del derecho de asilo en Grecia
Ti decides a fórmula coa que Podemos concorre ás eleccións galegas

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org