Publicado en línea el Martes 15 de agosto de 2017, por amalia

Editorial de La Jornada ( México )

Con la frivolidad y la carencia de cualquier noción diplomática que le son características, Donald Trump interrumpió brevemente sus vacaciones de verano para amenazar de nueva cuenta a Venezuela con la posibilidad de tomar acciones militares contra el gobierno de Nicolás Maduro. Desde su campo de golf de Nueva Jersey, el magnate afirmó que tiene muchas opciones para Venezuela y que su país tiene tropas en todo el mundo, en lugares que están muy muy lejos. Venezuela no está muy lejos.

Los amagos del mandatario republicano significan una rápida escalada de las agresiones contra la nación sudamericana, ya exacerbadas por una serie de sanciones políticas y económicas impuestas de manera unilateral por Estados Unidos después de que el Estado bolivariano culminara con éxito la instalación de su Asamblea Constituyente.

Ante el cinismo de las amenazas y la manifiesta voluntad de violentar la legalidad internacional para imponer un régimen a modo en uno de los últimos bastiones de la ola soberanista que durante la década pasada puso freno a los designios de Washington en la región, resulta insostenible la especie de que está en juego una preocupación por la crisis que atraviesa la población venezolana y, en cambio, queda al descubierto la pretensión de apoderarse de los ingentes recursos naturales de la nación sudamericana –que, no debe olvidarse, está asentada sobre las mayores reservas de petróleo del mundo.

Por otra parte, no puede perderse de vista que la bravata del ex presentador de televisión se produce en medio del cerco judicial en que se encuentra su administración debido a los cada vez más inocultables acercamientos entre sus colaboradores más cercanos –incluidos su yerno y su hijo mayor– con agentes rusos que buscaban influir en las elecciones de noviembre pasado que llevaron a Trump a la Casa Blanca. No puede pasarse por alto que los desplantes contra otros países han sido una táctica recurrente del mandatario para distraer a la opinión pública local de las investigaciones paralelas que el Departamento de Justicia y ambas cámaras del Congreso conducen por la posible colusión para alterar el curso de los comicios, así como por los intentos del gobierno para obstruir las propias pesquisas.

Pero se trate de un auténtico aviso de intervención por parte de Trump o de la enésima bravuconada para liberar las presiones que asfixian a su mandato, lo cierto es que debe ponerse fin a la normalización de las amenazas de Estados Unidos y sus aliados contra naciones soberanas y a la inaceptable tesis de que los cambios de gobierno pueden imponerse desde el exterior. El respeto a la autodeterminación del pueblo venezolano es el punto de partida irrenunciable a cualquier salida a la crisis económica y política que enfrenta el país petrolero.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
La Unión Europea defiende el delito fiscal
TURQUIA / Erdogán: de presidente a sultán
Trump: El otro fin de ciclo
NOS HAN SAQUEADO LEGALMENTE
Venezuela tiene un solo presidente
Los “Papeles de Panamá”: el papel de los paraísos fiscales en el capitalismo actual. Dossier
Encuentro de Pablo Iglesias con la gente en La Rioja
La despolitización de lo político: la frivolidad del supuesto futuro sin trabajo
Cinco datos que muestran que la desigualdad ha aumentado en España pese a la recuperación económica
El CETA o el laberinto jurídico del “libre comercio”

EN LA RED :
Noelia Vera: «Los bancos tienen que devolver el dinero que les hemos prestado»
Podemos se suma a la huelga climática del 27 de septiembre
¿A quién vota la clase trabajadora en España?
Consulta sobre el sentido del voto de los diputados y diputadas de Podemos en las sesiones de investidura de la XIII legislatura

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org