Publicado en línea el Sábado 21 de octubre de 2017, por amalia

La Jornada Opinión

En las elecciones regionales realizadas el domingo anterior en Venezuela imperó un clima de paz y normalidad, y el partido en el poder ganó 17 de las 23 gubernaturas en juego –aún seguía pendiente, al cierre de esta edición, el resultado definitivo en el estado de Bolívar–, con participación alta, estimada en 61.14 por ciento de los poco más de 18 millones de ciudadanos habilitados para votar.

Tanto el ambiente pacífico en el que se desarrollaron los comicios como el alto número de votantes y, por supuesto, el triunfo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), del presidente Nicolás Maduro, podrían resultar soprendentes e inesperados para todos los bandos, pero en especial para quienes se dejaron guiar por la información sistemáticamente distorsionada que la mayor parte de los medios occidentales han difundido sobre la situación que impera en el país sudamericano.

Un caso claro de semejante desconcierto es el que expresó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini: hay que averiguar qué ha ocurrido en realidad. Parece que la funcionaria, como muchas otras personas, se creyó las versiones de que el gobierno de Maduro había perdido el respaldo popular mayoritario y estaba prácticamente liquidado.

A falta de entendimiento de la situación, no pocos han decidido dar por buenas, de manera automática, las denuncias de fraude formuladas por el sector mayoritario de la oposición, agrupado en la Mesa de Unidad Democrática (MUD), por más que los observadores internacionales presentes en la jornada comicial la consideraron normal, y a pesar de que al menos dos candidatos contrarios al gobierno chavista (Henri Falcón, del estado de Lara, y Laidy Gómez, del de Táchira) reconocieron que el veredicto popular no les había resultado favorable.

Es cierto que se necesita esclarecer las denuncias opositoras y corregir las eventuales distorsiones que hubieran podido tener lugar en la elección, pero parece poco probable que ello invalide una tendencia general que ha resultado favorable al gobierno de Maduro, al que Estados Unidos y sus aliados internacionales, así como los propios opositores venezolanos, auguraban una estruendosa derrota. En cuanto a los alegatos de irregularidades en boca de gobernantes extranjeros, simplemente no les corresponde manifestarlos.

Lo cierto es que el resultado electoral comentado desmiente y neutraliza la satanización de que ha sido objeto el régimen chavista tanto en el interior como en el exterior y exhibe, por el contrario, a una oposición que, por su falta de claridad, su desunión y sus expresiones estruendosas, ha perdido terreno y apoyo en el sentir de la sociedad venezolana a pesar de que, objetivamente, ha avanzado (de tres a cinco gubernaturas) respecto de las elecciones locales anteriores.

Resulta paradójico, por último, que gobiernos y medios informativos que se dicen respetuosos de los principios democráticos exijan la realización de elecciones libres en Venezuela y las descalifiquen porque no les agradan los resultados.

 


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Raventós y Wark: “Los obstáculos a la renta básica no son económicos, sino políticos”
Declaración de Global Justice Network sur CETA
Entrevista de Andreu Buenafuente a Juan Torres en Leit Motiv
Banco de España: ¿incompetencia o corrupción?
Experimento en Japón: la fatiga del capitalismo
La década perdida de la Unión Europea
Libertad de difamación y de extorsión
Diez años de crisis y lecciones no aprendidas
En Venezuela, los cerros bajaron
Las multinacionales han de responder por sus crímenes contra la gente y el medio ambiente

EN LA RED :
Noelia Vera: «Los bancos tienen que devolver el dinero que les hemos prestado»
Podemos se suma a la huelga climática del 27 de septiembre
Podemos denuncia el encarlamiento de cuatro líderes del Movimiento Sin Techo en Brasil
¿A quién vota la clase trabajadora en España?
Consulta sobre el sentido del voto de los diputados y diputadas de Podemos en las sesiones de investidura de la XIII legislatura

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org