Publicado en línea el Lunes 15 de enero de 2018

Vera Lucia Flores Leite, madre de Cristiane Souza Leite, Marilene Lima de Souza, madre de Rosana Souza Santos, Ana Maria de Silva and Tereza de Souza.
Veinticinco años después de la muerte de una de las defensoras de los derechos humanos más valientes del país, Brasil debe llevar ante la justicia a quienes la mataron por ser una medida decisiva para revertir el aumento de los homicidios policiales.
El 15 de enero de 1993, Edméia da Silva Euzébio, de 47 años, que había librado una lucha feroz por la justicia en nombre de su hijo desaparecido, fue asesinada en un aparcamiento en Río de Janeiro. Doce años después, siete personas sobre las que existen sospechas razonables de responsabilidad penal en el asesinato –seis de ellas agentes de la policía militar– no han sido procesadas aún.
El caso de Edméia es emblemático del fracaso del Estado a la hora de investigar debidamente todos los homicidios cometidos presuntamente por la policía. Amnistía Internacional dijo que llevar a los sospechosos ante la justicia sería una demostración esencial de la determinación del Estado de poner fin a los homicidios policiales ilegítimos, que han aumentado considerablemente en Río de Janeiro en los últimos años.
“Es inaceptable que, 25 años después, el homicidio de Edméia siga impune. Mientras tanto, en los dos decenios y medio transcurridos, las personas sobre las que existen sospechas razonables de responsabilidad penal en el asesinato han estado caminando libremente por la calle, e incluso han ascendido profesionalmente, en algunos casos a los rangos superiores de la policía militar”, ha explicado Jurema Werneck, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Brasil
“La impunidad que rodea los casos de homicidio policial fomenta la espiral de violencia en Río de Janeiro. Transmite el mensaje de que las autoridades toleran la conducta ilegal de la policía. Los agentes de policía implicados en ejecuciones extrajudiciales las comenten convencidos de que nunca tendrán que rendir cuentas. Como consecuencia del fracaso del Estado a la hora de garantizar justicia, el número de homicidios cometidos por la policía en Río de Janeiro sigue siendo sumamente alto y va en aumento”, ha añadido Jurema Werneck.
Tras el descenso que experimentó entre 2008 y 2013, el número de personas muertas a manos de la policía en el estado de Río de Janeiro casi se ha duplicado en los tres últimos años, según datos del Instituto de Seguridad Pública. En 2014, la policía mató a 580 personas. En 2017 hubo 1.048 homicidios policiales hasta noviembre. En los últimos 10 años (2008-2017), el número total de homicidios policiales ascendió a más de 7.500.
“El agente de policía no aprieta el gatillo solo. Hay una cadena de mando tras él, y está también el sistema de justicia penal, que, cuando menos, no cumple con su deber de investigar y enjuiciar los homicidios ilegítimos cometidos por la policía. El Estado y el sistema de justicia penal, en particular la Fiscalía, deben ejercer su mandato e implementar medidas urgentes y definitivas para poner fin a los homicidios policiales y garantizar justicia y reparación a las víctimas”, ha señalado Jurema Werneck.
El hijo de Edméia, Luiz Henrique, tenía 16 años cuando, junto con otras 10 personas, fue sometido a desaparición forzada el 26 de julio de 1990. El caso se conoció como la “masacre de Acari” (“Chacina de Acari”,) porque la mayoría de las víctimas vivían en esta favela de la ciudad de Río de Janeiro. El grupo de amigos, en su mayoría adolescentes, habían estado alojados en una casa de la ciudad vecina de Magé antes de que un grupo de hombres que se identificaron como agentes de policía los llevaran a un lugar desconocido. Tras la desaparición, sus familias comenzaron su lucha por la verdad y la justicia, y formaron el grupo de las “Madres de Acari”.
Edméia era una de las miembros más comprometidas y activas, dedicada sin temor a descubrir lo que les había ocurrido a su hijo y sus amigos. La mataron en el aparcamiento de la estación de metro de Praça Onze, a su regreso de visitar a una persona recluida en la prisión de Hélio Gomes, en el barrio de Estácio de Río de Janeiro. Las investigaciones oficiales indican que la mataron porque había obtenido nuevos datos que llevarían a localizar a los jóvenes desaparecidos.
Los procedimientos relacionados con el asesinato de Edméia se vienen arrastrando en el sistema de justicia penal desde 1998, sin que se hayan dado respuestas concluyentes. Los cargos contra sus presuntos asesinos –entre ellos un alto mando de la Policía Militar y un ex congresista del estado de Río de Janeiro– no se formularon hasta 2011. A finales de 2014, un juez falló durante una fase de la causa previa al juicio, que los siete hombres acusados del asesinato debían ser juzgados ante un jurado por homicidio doloso. Los acusados recurrieron contra la decisión del juez, pero todavía no se ha decidido si se admite el recurso. Veinticinco años después de la muerte de Edméia, nadie ha sido llevado a juicio.
En 1994, Amnistía Internacional denunción que los servicios de inteligencia de la Policía Militar habían identificado a policías civiles y militares sospechosos de haber cometido la “masacre de Acari”. La investigación reveló que los policías habían estado implicados en actividades de extorsión a algunas de las victimas, cuyos restos jamás se han encontrado.
En un libro titulado “Madres de Acari, una historia de lucha contra la impunidad” se establece que los responsables de las desapariciones estaban vinculados a un escuadrón de la muerte conocido como “Caballos Corredores” (“Cavalos Corredores”), conexión que fue corroborada por testimonios reunidos por Amnistía Internacional en aquel momento. Amnistía Internacional también ha sabido que las autoridades podrían haber ocultado investigaciones durante su torpe búsqueda de los cuerpos en posibles vertederos. En 2010 se cerró el caso de la “masacre de Acari” sin que se hubieran presentado cargos.
Informes de Amnistía Internacional sobre homicidios cometidos por la policía en Río de Janeiro:
Brasil: Río de Janeiro 2003: Candelária y Vigário Geral diez años después. 27 de agosto de 2003, Índice: AMR 19/015/2003, http://bit.ly/2AUpepR
Brasil: “Entran disparando”: La actuación policial en las comunidades socialmente excluidas. 2 de diciembre de 2005, Índice: AMR 19/025/2005, http://bit.ly/2FrUSyx
Brazil: "We have come to take your souls": the caveirão and policing in Rio de Janeiro. 13 de marzo de 2006, Índice: AMR 19/007/2006, http://bit.ly/2FuWjfL ;
Brasil: “Mataste a mi hijo”: Homicidios cometidos por la policía militar en la ciudad de Río de Janeiro http://bit.ly/20cgT9G. 3 de agosto de 2015, Índice: AMR 19/2068/2015, http://bit.ly/20cgT9G


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   COLOMBIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Résolution 2394 prorogeant la FNUOD au Golan syrien
L’Iran et Israël ont-ils déclaré une nouvelle guerre ?, par Thierry Meyssan
29/07/16 - Demandas con mayor aprobación
República Dominicana:Nueva resolución pone en peligro los derechos de miles de personas
Déclaration du secrétaire général de l’Otan à l’issue des consultations menées au titre de l’article 4, par Jens Stoltenberg
Arabia Saudí: El derecho a conducir, un paso adelante para la mujer pendiente hace tiempo
Libia: Planes de la UE/UA sobre personas migrantes y refugiadas, para guardar las apariencias
Irán:Debe aclararse lo sucedido a 11 hombres tras la aparente suspensión de su ejecución
Zimbabue:Mujeres obligadas a huir de sus casas por negarse a revelar su voto
Attaques israéliennes du premier semestre 2020 contre la Syrie, par Bachar Ja’afari

EN LA RED :
Turquía: El tribunal asesta un devastador golpe a los derechos humanos y a la justicia al condenar a cuatro activistas
La Russie condamne les bombardements israéliens en Syrie
La Justice britannique valide le vol de l’or vénézuélien
Turquía: Sentencia inminente para destacados activistas que se enfrentan a penas de hasta 15 años de prisión
Hong Kong: Los derechos humanos, el antídoto a la represión con la llegada de la ley de seguridad nacional
El Consejo de Seguridad de la ONU pide un alto el fuego global para abordar la COVID-19
El plan de “anexión” de Israel es ilegal, promueve la “ley de la selva” y debe paralizarse
Le Liban appelle à l’aide l’UE face aux USA

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org