Publicado en línea el Miércoles 7 de febrero de 2018

© OMAR HAJ KADOUR/AFP/Getty Images El uso por el gobierno sirio de armas químicas prohibidas internacionalmente quedó de manifiesto una vez más el 4 de febrero, cuando un ataque con gas de cloro contra la localidad de Saraqeb se saldó con 11 heridos que necesitaron tratamiento urgente, según testimonios reunidos por Amnistía Internacional.
La Defensa Civil Siria afirmó que se habían lanzado desde helicópteros bombas de barril que contenían gas de cloro y que los heridos sufrieron graves dificultades respiratorias, una fuerte irritación en la piel y los ojos, así como vómitos, y se desmayaron. Entre ellos había tres voluntarios de la Defensa Civil Siria que habían acudido al lugar para prestar ayuda. “Los ataques directos contra civiles están totalmente prohibidos y son crímenes de guerra. El hecho de que el gobierno se sienta en libertad de efectuar de forma flagrante estos ataques usando armas químicas prohibidas internacionalmente refleja la total impunidad de que gozan quienes ordenan crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad en Siria”.

Que el gobierno sirio utilice armas químicas prohibidas internacionalmente contra
la población civil, no muestra sino la total impunidad de la que goza
Amnistía Internacional

Amnistía Internacional habló con un voluntario de la Defensa Civil Siria que dijo que había llegado varios minutos después de que una bomba de barril —aparentemente la fuente del gas— cayera en un campo, a 50 metros de un almacén agrícola. No había nada que indicara la existencia de objetivos militares en las proximidades del bombardeo de Saraqeb, que está en la provincia noroccidental de Idleb y a 41 kilómetros de la línea de frente más cercana.
“Oímos a gente gritar pidiendo ayuda en algún lugar de la carretera y a otros en el tejado de una casa. Había unas ocho personas que apenas podían respirar y que tosían sin parar. Les dimos oxígeno y las llevamos al hospital”, dijo el voluntario.
“Mientras conducía, empecé a tener problemas para respirar, como si no pudiera hacerlo solo, y picor en los ojos. Sentí náuseas, como si quisiera vomitar. A mis amigos les pasó lo mismo, pero no estaban seguros de lo que estaba pasando. Vomité al llegar al hospital”.
Otro miembro del equipo de la Defensa Civil Siria de Saraqeb dijo a Amnistía Internacional que había visto que se llevaban a los heridos a un puesto médico.
“Cuando llegaron, vi que el equipo de rescate también tenía problemas para respirar y se desmayaron. El personal médico me dijo que los síntomas de los 11 afectados —incluidos los tres voluntarios de la Defensa Civil— eran compatibles con un ataque químico, probablemente de cloro”, dijo.
Un enfermero que trabajaba en el puesto médico también confirmó que los heridos tenían síntomas de un ataque químico.
“No podían respirar, tosían sin parar, tenían los ojos rojos y algunos vomitaban mucho... Por suerte, estábamos alrededor de 20 personas del equipo médico, por lo que les quitamos rápidamente la ropa, los lavamos y les dimos oxígeno y una sesión de broncodilatación para abrir las vías respiratorias de los pulmones”, dijo el enfermero.
Los heridos, todos hombres, han sido ya dados de alta.
Las fuerzas del gobierno sirio son sospechosas de haber llevado a cabo decenas de ataques con gas de cloro y otras armas químicas contra zonas controladas por la oposición desde 2012, matando a centenares de personas y causando terribles heridas a otras. El derecho internacional humanitario prohíbe tales ataques.
En septiembre de 2013, tras la muerte de centenares de personas en presuntos ataques con gas sarín en Guta, a las afueras de Damasco, Siria se adhirió a la Convención sobre las Armas Químicas y el presidente Al Asad prometió destruir los agentes químicos prohibidos almacenados en el país.
Sin embargo, un año después, en septiembre de 2014, la misión de investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) encontró convincentes indicios del empleo sistemático y reiterado de una substancia química tóxica como arma en pueblos del norte de Siria.
La OPAQ dijo también que estaba segura de que las fuerzas gubernamentales habían usado el agente neurotóxico sarín en un ataque cometido contra la localidad de Kahn Sheikhoun, en la provincia de Idleb, en abril de 2017 que causó la muerte de más de 80 personas.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   COLOMBIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
El director ejecutivo de Google debe responder a preguntas importantes sobre las búsquedas censuradas en China
Marruecos: Decenas de personas detenidas por las protestas masivas en el Rif, torturadas bajo custodia
L’UE vote pour l’installation de nouveaux missiles US en Europe, par Manlio Dinucci
Communiqué du Conseil de l’Union européenne sur le report du Brexit
Bangladesh: La devolución de rohingyas a Myanmar es ilegal y prematura
Camboya: Tep Vanny, activista de los derechos sobre las tierras, sale de prisión tras un indulto real
Colombia: Repunte de ataques contra comunidad de paz demuestra que el conflicto sigue vivo
15/06/16 - Protesta contra la reforma laboral en París deja 26 heridos y 15 detenidos (IHU/Adital)
Palestina: Hamás debe detener urgentemente las ejecuciones de tres hombres condenados tras juicios injustos
07/07/16 - La memoria, resorte para reforzar la solidaridad activa

EN LA RED :
239 scientifiques remettent en cause le mode de transmission du Covid-19
Rusia: Fallo condenatorio basado en cargos falsos contra una periodista por sus comentarios sobre un atentado suicida
Marruecos: La campaña de desprestigio contra AI demuestra que el gobierno no tolera el escrutinio
Turquía: El tribunal asesta un devastador golpe a los derechos humanos y a la justicia al condenar a cuatro activistas
Filipinas: Peligrosa ley antiterrorista, un retroceso más para los derechos humanos
La Russie condamne les bombardements israéliens en Syrie
La Justice britannique valide le vol de l’or vénézuélien
Turquía: Sentencia inminente para destacados activistas que se enfrentan a penas de hasta 15 años de prisión

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org