Publicado en línea el Martes 22 de mayo de 2018

Tashi Wangchuk © Particular Los cinco años de cárcel impuestos a Tashi Wangchuk, activista de la educación en lengua tibetana, por “incitar al separatismo” ponen de relieve el persistente asalto de las autoridades chinas contra tibetanos que defienden pacíficamente sus derechos culturales; así lo ha manifestado Amnistía Internacional.Tashi fue condenado la mañana del martes en la Prefectura Autónoma Tibetana de Yushu, en la provincia de Qinghai, noroeste de China. Según su abogado, la prueba principal presentada contra Tashi en su juicio, en enero de 2018, fue un cortometraje documental realizado por The New York Times en 2015, que ponía de relieve la campaña de este activista en favor de la enseñanza en lengua tibetana en las escuelas.

Calificar el activismo pacífico en favor de la lengua tibetana como ’incitación al separatismo’ va más allá de lo absurdo
Joshua Rosenzweig, Amnistía Internacional
“La sentencia dictada hoy contra Tashi Wangchuk es una injusticia flagrante. Está recibiendo un cruel castigo por llamar la atención pacíficamente sobre la erosión sistemática de la cultura tibetana. Calificar el activismo pacífico en favor de la lengua tibetana como ‘incitación al separatismo’ va más allá de lo absurdo”, ha afirmado Joshua Rosenzweig, director de Investigación de Amnistía Internacional sobre Asia Oriental.“El trato recibido por Tashi pone en evidencia el grado de crueldad al que son capaces de llegar las autoridades chinas para silenciar a quienes piden al gobierno que ponga fin a la asimilación cultural. Tashi debe quedar en libertad de forma inmediata e incondicional.”Tashi Wangchuk ya lleva más de dos años en detención, sin acceso a su familia. Antes de ser detenido expresó su preocupación por el hecho de que muchos niños y niñas tibetanos no sabían hablar su lengua materna con fluidez y eso estaba contribuyendo a la extinción gradual de la cultura tibetana.El cortometraje A Tibetan’s Journey for Justice (El viaje de un tibetano en busca de justicia), realizado por The New York Times, narra el viaje de Tashi Wangchuk a Pekín en busca de asistencia jurídica para presentar una demanda contra las autoridades locales por la ausencia de enseñanza en tibetano en las escuelas. La policía utilizó las imágenes filmadas para demostrar que Tashi Wangchuk había incitado deliberadamente al “separatismo”, intentando desacreditar la imagen internacional del gobierno chino y sus políticas respecto a las minorías étnicas.“El documental refleja que Tashi Wangchuk sólo pretendía expresar sus opiniones sobre la política educativa por unos medios totalmente legítimos. La manera de volverlas en su contra demuestra el carácter extremo de la discriminación y las restricciones de la libertad de expresión que sufren actualmente las personas tibetanas en China”, ha afirmado Joshua Rosenzweig.“Tashi Wangchuk es un defensor de los derechos humanos y preso de conciencia que ha usado los medios de comunicación y el propio sistema de justicia de China en su lucha para preservar la lengua, la cultura y la identidad tibetanas.”En agosto, un grupo de expertos independientes de la ONU examinará el historial de China en materia de discriminación racial.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   COLOMBIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
El director ejecutivo de Google debe responder a preguntas importantes sobre las búsquedas censuradas en China
Bahréin: Temores de nuevas medidas represivas violentas en el aniversario del levantamiento
Colombia:El Congreso debe rechazar la ley que reforma el fuero militar
Benín: Amnistía Internacional pide a las autoridades que conmuten la pena a 14 hombres condenados a muerte
Liberado Erkin Musaev tras 11 años de encarcelamiento injusto
04/07/16 - Entrevista: ¿Que tiene para decir la sociedad de Mato Grosso do Sul a los indígenas que fueron explotados durante su desarrollo?
Perú: Fujimori podrá ser juzgado tras decisión de no aplicar gracia en caso Pativilca
9 pontos estranhos que tornam os homens atraentes
Susan Rice admet avoir fait espionner Donald Trump
08/07/13 - CGT aprovechará Día de la Independencia de Argentina para inaugurar polo textil en Formosa

EN LA RED :
Hillary Clinton prépare les USA à une contestation de l’élection présidentielle
Túnez: Bloguera Emna Chargui condenada a seis meses de cárcel por una publicación en redes sociales
Brasil: Ganado criado ilegalmente en la Amazonía descubierto en la cadena de suministro de la procesadora de carne JBS
2009-2018. La década perdida: mapa por CCAA de las políticas de austeridad que han puesto en riesgo el derecho a la salud en España
Sudán: Hay que investigar sin demora muertes de manifestantes en Fata Borno
Sous le drapeau tricolore qui flotte à Camp Darby, par Manlio Dinucci
Israel: Tribunal rechaza que se revoque la licencia de exportación del fabricante de software espía NSO Group
Global: El personal sanitario, silenciado, expuesto y atacado

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org