Publicado en línea el Miércoles 23 de mayo de 2018, por Periódico El Roble

Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de la legalización del aborto? No hablamos solamente de un tema de salud pública; no hablamos solamente de una tema de desigualdad ni tampoco sobre hacer visible un problema que ya existe; no es solamente un tema que por fin se pone en agenda luego de muchísimos años de lucha por parte de distintos movimientos y organizaciones; no es solamente el tema que el gobierno eligió para no poner en el centro de escena la reforma laboral. Es todo eso al mismo tiempo e implica muchos otros sentidos que no llegamos a visualizar hoy en día.

 

La autonomía de nuestro cuerpo

“Mi cuerpo, mi decisión” dice la frase tan repetida pero ¿qué significa eso? Significa que las mujeres no tenemos que hacer lo que nos digan otras personas, en este caso en relación a la decisión si continuar o no con un embarazo. En principio eso es un avance muy grande ya que son siglos de sumisión a distintos hombres que nos dijeron y dicen qué hacer, cuándo y cómo: padres, maridos, médicos, novios, hermanos y cualquier hombre que por distintas razones se ubique en un rol de superioridad o protección. Por eso peleamos por la legalización del aborto, porque dentro de todas las contradicciones de este sistema, es preciso preservar nuestra integridad como seres humanos y no morir en situaciones relacionadas con el embarazo, como le sucede a decenas de mujeres por año en nuestro país. Necesitamos no sufrir infecciones por abortos clandestinos. Necesitamos que los abortos se efectúen de manera completa y tener que pasar varias veces por una supuesta interrupción que no fue tal. Necesitamos que nos asesoraron bien a la hora de hacer un aborto con pastillas. Necesitamos que no nos persigan, que no nos denuncien, que no nos metan presas. Necesitamos que la sociedad y los medios no nos estigmaticen. Necesitamos que no nos juzguen moralmente.

 

La falsa libertad

Por todo lo dicho es que el aborto tiene que ser legal y es un avance respecto al actual estado de derechos. Pero el estado de derecho es solo una parte del iceberg ya que en el capitalismo la igualdad es legal, no real. Quizás peco de ultra pero ¿hay libertad de decidir en este sistema? ¿Las mujeres vamos a poder decidir? La respuesta rápida que me surge es que no. No, si todo el resto del contexto continúa igual. No, si a los hospitales públicos vamos las mujeres pobres y las ricas o clasemedieras nos atendemos en lugares privados. No, si tenemos al lado hombres que nos humillan, nos golpean y nos obligan a parir. No, si las mujeres vivimos la maternidad como única opción de completud. No. No vamos a poder elegir si los medios de comunicación nos siguen cosificando y vendiendo productos para madres superpoderosas que todo lo pueden. No, si no rompemos los estereotipos de familias heterosexuales como única opción normal para tener hijxs.

Para poder hablar realmente de libertad, tenemos que seguir avanzando y poner en jaque los resortes de la vida tal como la conocemos. Mover toda su estructura y construir otra forma de vivir. Creo firmemente que gran parte del movimiento de mujeres, gay, lésbico, trans, queer y todas formas de sexualidad que no amparen a la heterosexualidad como forma de normalidad luchamos por un mundo sin explotación, sin oprimidos ni opresores, es decir por la verdadera libertad. Creo firmemente que hay que seguir destruyendo este mundo para construir otro nuevo que no imponga a nadie cómo ser ni sentir.

Educación sexual integral para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

¡Seguiremos en la lucha!


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Monsanto fabricó bombas de fósforo utilizadas contra civiles en Palestina
Declaración del Congreso Extraordinario de la CTA Autónoma
La clase de Davos selló el destino de Estados Unidos
A 11 años de la 2da desaparición de JORGE JULIO LÓPEZ
Salarios: Aceiteros rechazan tope oficial y van por suba de 35%
Avanzan acciones vinculadas a revalorizar la cultura e identidad indígena de Resistencia
Indígenas desterrados por la soja resisten una nueva expulsión en capital paraguaya
Desalojo mapuche: “escuchamos gritos de niños, no sabemos cómo están”
Producción automotriz: el peor año en más de una década
PASO: batacazos, maniobras y ausencias

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
VIVAN LOS DDHH
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu
Alerta y movilización en defensa del FONID
Una gran victoria: la Justicia Penal de San Isidro rechazó desalojar Punta Querandí
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
utpba, otro acuerdo de espaldas a los trabajadores
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org