Publicado en línea el Jueves 7 de junio de 2018, por Revista Cítrica

Foto: Viojf

“Triste”. Así se siente Kane Serigne Dame. Eso es lo que nos llega a decir en las pocas palabras en castellano que habla cuando le preguntamos: ¿Cómo estás?, ¿Cómo te sentís?. A Serigne le duele ese brazo cubierto por entero de vendas, y los golpes que le pegó la policía, con sus palos, en la cabeza. “Me duele todo el cuerpo”, dice. Pero lo que más le duele es la tristeza. Le duele que no lo dejen trabajar. Le duele que cuando terminen los 15 días de reposo -o mucho antes porque las necesidades apremian- tendrá que volver a la calle a trabajar; le volverán a secuestrar la mercadería, lo volverán a golpear y otra vez el delito se lo endilgarán a él. Para los violentos, para los que pegan, para los que administran una ciudad con represión, para los que persiguen a los trabajadores y trabajadoras, todo seguirá igual.

¿Qué pensás ahora de Argentina?¿Vas a seguir haciendo lo mismo cuando te recuperes? “Sí, no queda otra”, contesta. Serigne vende zapatillas en Flores. Llegó hace dos años al país: al principio trabajaba en Liniers, donde la policía le secuestraba la mercadería; ahora está en Flores, donde debe escapar de la policía para poder trabajar.

Kane Serigne Dame está cansado. Más que de costumbre. Porque vivir como vive, trabajar como trabaja, debe cansar mucho: vive en Ciudadela, en una pieza al fondo de un garaje al costado de la estación de trenes del Sarmiento. No tiene ducha: se baña con ollas calientes. Junto a su hermano, que vende ropa, va a comprar la mercadería a La Salada. Y después la parte más difícil: venderla sin quedarse quieto un segundo: caminando continuamente. Porque si se frena, si se instala un rato en un lugar, la policía puede decir que su venta no es ambulante, que eso es un delito porque está “usurpando el espacio público”.

Estaba caminando simplemente y me empezaron a agredir. Me quisieron quitar las cosas.

“Descansé un poco pero me falta todavía, estoy agotado. Desde ayer a hoy todo fue muy largo”, reconoce acostado en su colchón, Kane Serigne Dame – así con los tres nombres lo llaman sus amigos- y nos cuenta lo que pasó: el violento accionar de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires que lo hirió gravemente y le hizo pasar la noche entera en la comisaría. A su imagen en el suelo, todo ensangrentado, que fue censurada por Facebook (además desde entonces la empresa de Mark Zuckerberg no le permite a Revista Cítrica hacer ninguna publicación) ahora le podemos poner sus palabras.

Kane Serigne Dame nos habla en su idioma, otro compañero senegalés escucha por teléfono, desde Flores, y mientras le vende algo a una señora, nos traduce: “Estaba caminando simplemente y me empezaron a agredir. Me quisieron quitar las cosas, salí corriendo, me agarraron, me empujaron y me seguían golpeando. Yo no le pegué a nadie, ellos me pegaron a mí. Me empujaron contra una vidriera. Tres policías me empujaron contra el vidrio de un local. Me golpean a mí, y me llevan detenido a mí. Sólo estaba trabajando. A mí solo me pegaban, todos juntos. Cuando me empujaron, me caí, y ahí me seguían lastimando y me lastimaron mucho el brazo. La policía es muy mala con nosotros. Si vendemos nos molestan”.

Una persecución al trabajo, sin dudas: “Nosotros no queremos quilombos pero la situación se complicó, antes trabajábamos tranquilos, ya no. Nos puede decir las cosas bien, no nos deben golpear. Nos quitan las cosas, nos golpean. Nosotros no vinimos para que nos golpeen, solo venimos para trabajar a la Argentina. Dicen que los negros golpeamos a la policía y no es cierto. No es para pelear que vinimos acá”, lamenta Kane Serigne Dame. Lamenta que no le queda otra alternativa. Debe trabajar aunque no lo dejen. Aunque no lo deje la policía, aunque sepa que lo van a golpear, aunque se vaya a lastimar, aunque no le pasé el dolor: “Cuando me recupere tengo que volver a trabajar porque no queda otra. Y si no me pasa el dolor igual tengo que volver, porque necesito”.

Tres policías me empujaron contra el vidrio de un local. A mí solo me pegaban, todos juntos.

“La policía lo golpeó y empujó. Queremos denunciar eso. No queremos que esto siga así. Nos golpean, nos rompen los brazos y nadie dice nada”, traduce el compañero senegalés del otro lado del teléfono. “¿Con qué siguen? No podemos seguir así…. No nos pueden lastimar más. Si dejamos pasar esta, va a ser cada vez peor. Hay que denunciarlo”, agrega y nos deja porque tiene que seguir vendiendo. Necesita trabajar. Y Kane Serigne Dame necesita descansar, porque más temprano que tarde la necesidad lo apremiará. “Me duele todo el cuerpo, me duelen los golpes en la cabeza, el brazo, todo. Me cocieron el brazo. Duele”. Le duele el alma. Es gigante, es fuerte, pareciese que nada le puede doler. Pero sí. La injusticia de querer trabajar dignamente y no poder, le duele. Aún más que los golpes.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
En el día del Trabajador Previsional, Anses envió telegramas de despido
Agencia Telam: La Asamblea reclama un 25% de aumento salarial y rechaza la censura
Los jubilados de ATE damos la pelea por la dignidad previsional
Derecho a la diferencia cultural en los detenidos indígenas
"Si ellos multiplican 2x1, nosotros multiplicamos el repudio"
Movilización en Moreno contras las detenciones arbitrarias y la baja en la edad de imputabilidad de la juventud y la niñez
Yo me muero como viví
Es urgente, necesario y posible un aumento de emergencia en todas las escalas
Muestra en memoria de la Resistencia de los Pueblos Indígenas
La guerra de Macri contra el pueblo mapuche

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
VIVAN LOS DDHH
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu
Alerta y movilización en defensa del FONID
Una gran victoria: la Justicia Penal de San Isidro rechazó desalojar Punta Querandí
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
utpba, otro acuerdo de espaldas a los trabajadores
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org