Publicado en línea el Miércoles 13 de junio de 2018, por Desinformémonos, Massimo Modonesi

Vivimos la paradoja -que no es tan insólita a la luz de lo ocurrido, por ejemplo, en Brasil con Lula en 2002- de que cuando más cerca de conquistar el poder estatal se encuentra la oposición colocada a la izquierda del espectro partidario, sus rasgos alternativos y antisistémicos se reducen al punto de aparecer imperceptibles y viceversa, como exaltan los ideólogos del obradorismo, se asume que la desizquierdización es la condición sine qua non y la única estrategia posible para ganar. Por otra parte, si alguna vez existió y pesó la “izquierda del obradorismo”, su ponderación relativa no puede no haber sido afectada por el desplazamiento orgánico y programático iniciado hace años y que se aceleró de forma vertiginosa en los últimos meses. Tampoco se puede confiar ciegamente en las respetables bases plebeyas y nacional-populares de Morena las cuales por ser tales no son automáticamente capaces de autodeterminación e insubordinación, aunque sean potencialmente portadoras de demandas y de identidades que pueden eventualmente orientarse y canalizarse en esta dirección.

En nuestro sangriento México pre-electoral, frente a la circunstancia inédita de que finalmente puede ganar la que ya no es izquierda, rondan dos fantasmas que nos heredaron nuestros ancestros izquierdistas y que, por ello, son parte de nosotros: el del oportunismo y el del sectarismo. Al mismo tiempo, en esta apremiante coyuntura, frente a ellos se erigen concretas inteligencias colectivas que parecen estar prevaleciendo. Como contraparte al oportunismo de aquellas franjas políticas y sociales a las cuales AMLO y Morena abrieron las puertas, aparece de forma potente el sentido de la oportunidad histórica que hace que muchos sectores sociales, incluidas numerosas organizaciones sociales y grupos de afinidad más izquierdista, decidan llamar a votar, voten sin hacer alharaca o, en todo caso, no descalifiquen a quienes decidan hacerlo. Este anticlimático y reflexivo sentido de responsabilidad histórica y política marca, para bien y para mal, una distancia epocal respecto de los entusiasmos radicalizados de 2006. Se percibe una escéptica y pragmática inteligencia colectiva que, en buena medida sobredeterminada por el espíritu de sobrevivencia y por la percepción del peligro que vivimos, contiene, reprime y suspende las pulsiones sectarias sin caer en el oportunismo. Parece que una parte del país está aguantando la respiración, lo cual hace pensar que estallarán y se liberarán los gritos, en una anhelada noche de júbilo, cuando muchos fingirán creer en el fin de una época, e inmediatamente después volverán a manifestar las demandas, las protestas y la indignación, sea cual sea el gobierno que surja de las urnas.

Dicen que hay que sonreír, que van bien, que van a ganar, parece que no necesitan de nuestros votos, podríamos abstenernos, para que no se confundan votos con exvotos, porque desconfiamos laicamente de la esperanza, pero votar en el México de hoy, aunque sea por alguien que no nos representa, votar para intentar mover el tablero y romper la continuidad en la presidencia de la república es un acto políticamente respetable que puede resultar históricamente útil en el corto y en el mediano plazo.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Reforma impositiva: beneficios para las empresas, no para los trabajadores
Hasta la victoria siempre, compañero Iki
Palpalá: Apertura de actividades 2017 del Centro Cultural Originario Educativo
Calentando motores: ¿Alrededor de qué cifras oscilarán las negociaciones salariales?
Hamburgo: El anticapitalismo frente al G20
El derecho a la información en peligro
Sábado 16-4. Jules Falquet en La Plata. Cátedra Libre Virginia Bolten
PASO: batacazos, maniobras y ausencias
“Este es un gobierno de ricos para ricos, a costa de los pobres”
“Si decimos que hubo un exterminio contra los pueblos originarios, negamos su presencia”

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
VIVAN LOS DDHH
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu
Alerta y movilización en defensa del FONID
Una gran victoria: la Justicia Penal de San Isidro rechazó desalojar Punta Querandí
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
utpba, otro acuerdo de espaldas a los trabajadores
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org