Publicado en línea el Miércoles 20 de junio de 2018, por Resumen Latinoamericano

Las primeras declaraciones y acciones del electo presidente colombiano, Iván Duque Márquez, ensombrecen el futuro de Colombia. Su ejecutoria contradice de cabo a rabo como dijera Gabo, lo dicho en su discurso el domingo al conocerse los resultados finales del debate electoral.

La primera acción fue encaminada a sabotear el proceso de paz. Se ha atravesado como mula muerta para impedir que la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) sea aprobada en el Congreso de la República.Ordenó parar la iniciativa al sumiso parlamento de mayorías derechistas, seguramente para hacerla ropa de trabajo al tamaño del pensamiento torcido del narcoparamilitar número 82, Álvaro Uribe Vélez, según la CIA.

La medida es grave, violenta y contraria a la vocación de paz del pueblo colombiano, incluyendo a los diez millones de habitantes que ingenuamente se dejaron seducir por el miedo y el analfabetismo político, apoyándolo el pasado 17 de junio.

Es una forma sutil de comenzar a hacer trizas el acuerdo de paz suscrito en La Habana (Cuba) entre la entonces guerrilla de las Farc – Ep y el Estado colombiano.

Tempranamente aparecen los nubarrones de la violencia en el horizonte de la martirizada Colombia por obra y gracia una vez más del uribismo en cabeza de Iván Duque Márquez.

El presidente electo va con todo a defender a su amo para que la impunidad siga reinando en este país sudamericano y el sueño de verdad, justicia, reparación y compromiso de no repetición, se pierdan en las profundidades ignotas del olvido.

Guerra contra Venezuela

La otra declaración que no se puede pasar de soslayo en las primeras de cambio del mandatario electo y que tomará posesión oficialmente el 7 de agosto, es en relación con la hermana república bolivariana de Venezuela.

Es una declaración de guerra, que nada tiene que ver con el respeto por el Derecho Internacional, la libre autodeterminación de los pueblos y el interés por manejar las mejores relaciones con los países limítrofes. El mismo lenguaje belicista y tropero de su jefe, Iván Duque Márquez lo repite maquinalmente, sin quitarle o ponerle una simple coma.

Dijo que no nombraría embajador en la hermana república bolivariana, hasta tanto no hubiera “elecciones libres” en ese país. Es una grosería. Pero, más que eso, injerencia indebida en los asuntos internos de ese país limítrofe.

En realidad, lo que hace Iván Duque Márquez con esta peligrosa e inamistosa declaración es cumplir sumisamente la orden de los Estados Unidos. Colombia va rumbo a convertirse en plataforma para agredir militarmente a Venezuela, Duque es un cachorro perfecto para esos pérfidos planes imperialistas del Tío Sam.

La preocupación resulta mayor si leemos entre líneas las recientes declaraciones del embajador de los Estados Unidos en Colombia. Dice que Estados Unidos seguirá presente en el territorio nacional combatiendo el narcotráfico, (la disculpa, el pretexto, dicho sea de paso) y las dificultades con la república de Venezuela.

El susodicho embajador estadounidense le ha ordenado al Estado colombiano entregar en extradición al ex comandante fariano Jesús Santrich, y Duque sumiso a los gringos ha expresado su interés de obedecer al pie de la letra.

De hacerse efectiva esta solicitud imperialista, la esperanza de paz en Colombia se marchitaría aún más, por cuanto constituye otro mazazo más al sueño dorado del pueblo colombiano.

Se podría decir que las primeras declaraciones del presidente colombiano electo el domingo anterior es de guerra. No es propiamente de paz y de hermandad latinoamericana. Todo en cumplimiento a lo ordenado por los Estados Unidos.

Hay que preparar una gran movilización para rechazar esta postura guerrerista. Tenemos que defender el acuerdo de La Habana y las mejores relaciones con los pueblos de los países hermanos, en el marco del respeto a la libre autodeterminación de los pueblos. Al parecer no nos equivocamos al decir que Duque era el candidato de la muerte, de la violencia. Los hechos rápidamente confirman dolorosamente las sospechas.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Se realizó un nuevo encuentro de sindicatos del sector privado organizados en la CTA
Seis grandes fracasos de la política exterior de Estados Unidos post Guerra Fría
Miguel Bru: Rastrillaje en la Comisaría 9º de La Plata
Al grito de Ni Una Menos
Los maestros pararon contra el techo salarial
Con o sin autorizaciones, la destrucción inmobiliaria crece en el norte de Tigre
ATE exige la inmediata reapertura de la paritaria
31/3: Sentencia en el segundo juicio por Andrés Nuñez
Tucumán: La ministra de Salud Pública se reunió con la Comunidad Indígena de El Mollar
Otro despido desata interna que complica frente sindical

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
VIVAN LOS DDHH
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu
Alerta y movilización en defensa del FONID
Una gran victoria: la Justicia Penal de San Isidro rechazó desalojar Punta Querandí
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
utpba, otro acuerdo de espaldas a los trabajadores
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org