Publicado en línea el Jueves 21 de junio de 2018, por El Cababacín

Estas familias fueron comprando ruinas y huertas y construyendo sus casas. Sin ser una comunidad, la población de El Calabacino es una aldea especialmente sensible con el medio ambiente. Tiene una particularidad y es que a esta aldea no se puede acceder en vehículo a motor por lo tanto se ha vuelto a recuperar el empleo de burros, algo casi inexistente en esta sierra.

Se abastecen únicamente de energía solar, cultivan sus huertos, recogen la aceituna y hacen su propio aceite... Pero hoy esta ecoaldea está en peligro porque oficialmente sus viviendas bioclimáticas no pueden cumplir las normativas de lo que hoy es Parque Natural, porque ha sido declarado suelo no urbanizable obviando que la antigua aldea del Calabacino llegó a tener 230 habitantes repartidos en casas y montes.

Es por este motivo que la Fiscalía de Huelva ha intervenido de oficio como si de un problema gravísimo se tratara. El caso es que este asunto, que se podría arreglar fácilmente con voluntad política, se está agrandando tras recibir las familias la orden de derribo por parte del Ayuntamiento de Alájar, localidad a la cual pertenecen. La Fiscalía a su vez pide miles de euros y de dos a cuatro años de cárcel.

Como posible solución los habitantes de esta aldea han encontrado una figura legal para recalificar el suelo, aprovechando que actualmente están en proceso de revisión los planes generales de ordenación del territorio.

El Habitat Rural Diseminado de Interés Social y Ecológico es lo que se aporta ahora mismo de esta aldea, además de haber realizado numerosos estudios arquitectónicos, urbanísticos, sociológicos, de impacto medioambiental etc., que demuestran que lejos de ser perjudiciales para el medio ambiente vivir de nuevo en la aldea es beneficioso, porque se limpia el monte, se recuperan albercas y sistemas antiguos de riegos y canalizaciones de aguas, se mantienen los caminos, se mantiene la escuela de Alájar, se crea autoempleo y una economía local, etc.

Los habitantes de esta aldea han decidido mantenerse unidos y firmes y presentarse a los futuros juicios como asociación de vecinos. Lo importante ahora es dar a conocer la situación que están viviendo un grupo de gente tranquila, amante y respetuosa de la Naturaleza y que ha apostado conscientemente por otra forma de vida no capitalista y alejada de la sociedad de consumo.

La historia está llena de ejemplos de cómo para avanzar ha hecho falta explorar más allá de los límites de la legalidad del momento, porque de seguir así caminamos hacia la destrucción del planeta, que será una destrucción legal, pero destrucción al fin y al cabo. ¿Queremos una sierra despoblada y unos pueblos sin niños cuya exclusiva ocupación sea el turismo rural? ¿O apostamos por un camino intermedio en el que cada actividad tenga su espacio y se puedan mantener los pueblos vivos?

fuente: https://www.lafertilidaddelatierra.com/que-hay-de-nuevo/actualidad/2093-sos-de-la-ecoaldea-el-calabacino.html


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Bolitas, hamacas y pelotas
Murió Fidel Castro, líder histórico de la Revolución cubana
Lesa Humanidad en Formosa: entre un condenado y un prófugo
La degradación de la palabra. Un fenómeno indispensable para repensar la Educación
Represión contra los trabajadores del subte
Banco Mundial libera fondos para la CUS y el Ministerio de Salud chantajea provincias
La toma tiene cara de mujer (... y la opresión, la cara del Estado)
Formosa: Marcelino Olaire y la crueldad del sistema de salud con los pueblos originarios
Segundo Ruidazo contra el Tarifazo
Hospital Posadas: laboratorio del vaciamiento a la salud

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
OTRO 20 DE JULIO. GRITO DE INDEPENDENCIA
VIVAN LOS DDHH
Alerta y movilización en defensa del FONID
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
Paro en La Nirva
Ministerio de Trabajo: estado de situación

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org