Publicado en línea el Lunes 1ro de octubre de 2018

Comunidad beduina de Jan al Ahmar al este de Jerusalén. 20 Septiembre, 2017. © AI La demolición prevista para el lunes de un pueblo de Cisjordania y el traslado forzoso de sus residentes para dejar sitio a asentamientos judíos ilegales es un crimen de guerra que deja al descubierto el cruel desprecio del gobierno israelí por la población palestina, ha dicho hoy Amnistía Internacional.Unas 180 personas residentes en la comunidad beduina de Jan al Ahmar, al este de Jerusalén, se enfrentan a que el ejército israelí las desaloje a la fuerza y las traslade. Las autoridades israelíes han ofrecido a los lugareños la posibilidad de elegir entre dos posibles ubicaciones: una, cerca del antiguo vertedero municipal de Jerusalén y del pueblo de Abu Dis, y la otra, junto a una planta de aguas residuales cerca de la ciudad de Jericó.“Tras casi diez años de intentar combatir la injusticia de esta demolición, las personas residentes en Jan al Ahmar ven aproximarse ya el devastador día en que lo que ha sido su hogar desde hace generaciones será demolido ante sus ojos”, ha dicho Saleh Higazi, director adjunto para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

Es un acto no sólo cruel y discriminatorio, sino ilegal. El traslado forzoso de la comunidad de Jan al Ahmar constituye un crimen de guerra
Saleh Higazi, Amnistía Internacional
“Es un acto no sólo cruel y discriminatorio, sino ilegal. El traslado forzoso de la comunidad de Jan al Ahmar constituye un crimen de guerra. Israel debe poner fin a su política de destruir los hogares y las formas de vida de la población palestina para dejar sitio a asentamientos.”Jan al Ahmar, donde vive la tribu beduina yahalín, está rodeada por varios asentamientos ilegales israelíes. Los miembros de la tribu llevan más de 60 años luchando para conservar su forma de vida. Expulsados de sus tierras del desierto del Néguev/Naqab en la década de 1950, han sido sometidos de manera recurrente a hostigamiento, presión y reasentamiento por los sucesivos gobiernos israelíes.A finales de agosto de 2017, el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, anunció que su gobierno iba a evacuar a la comunidad entera en unos meses. El Tribunal Supremo de Israel ha fallado dos veces a favor de la demolición de todo el pueblo de Jan al Ahmar, primero el 24 de mayo de 2018 y posteriormente, tras un recurso desesperado interpuesto por los residentes, el 5 de septiembre de 2018. La orden de demolición incluye la escuela del pueblo, construida con neumáticos, en la que estudian unos 170 niños y niñas de cinco comunidades beduinas.El Tribunal determinó que el pueblo se había construido sin los permisos de edificación necesarios, algo que es imposible conseguir para la población palestina de las partes de Cisjordania controladas por Israel, conocidas como “Zona C”.Las políticas de Israel de establecer a civiles israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados, destruir cruelmente sus propiedades y llevar a cabo traslados forzosos de población palestina que vive bajo ocupación violan el cuarto Convenio de Ginebra y constituyen crímenes de guerra, tipificados en el Estatuto de la Corte Penal Internacional.Desde 1967, Israel ha sometido a desalojo y desplazamiento forzosos a comunidades enteras y ha demolido más de 50.000 viviendas y estructuras palestinas.El 30 de septiembre, ante la fecha prevista para la demolición, el 1 de octubre, Amnistía Internacional y Jewish Voice for Peace lanzaron una tormenta en Twitter dirigida a la Coordinación de las Actividades en los Territorios, un departamento del Ministerio de Defensa israelí que aplica la política gubernamental en la “Zona C” de Cisjordania.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
13/07/16 - La misión de Ilka
Évolution du marché des armes
Les États-Unis évacuent des chefs de Daesh depuis le Nord de la Syrie
Les experts militaires britanniques contredisent Theresa May
L’Arabie saoudite fait chuter le prix du pétrole à 31 $ le baril
Estados Unidos: La salud de mujeres embarazadas, en peligro por leyes punitivas
Arabia Saudí: La pena de muerte, arma política contra la población chií mientras aumentan las ejecuciones en todo el país
Face à Chypre, l’UE toujours favorable à la Turquie
Irlanda: La histórica victoria en el referéndum sobre el aborto envía al mundo un mensaje de esperanza
Los derechos humanos deben estar en el centro de las conversaciones sobre la ampliación de sedes para #Qatar2022

EN LA RED :
Il n’y a pas de crise pour l’Italie militaire dans l’Otan, par Manlio Dinucci
Biden et l’exploitation de la main d’œuvre chinoise, par Thierry Meyssan
Liens entre le FETÖ et le PKK (services de sécurité turcs)
Guerre en Libye
Israël relance sa recherche nucléaire
La prise du Capitole était un « inside job » (enquêteurs)
Le G7 donne le pouvoir à Bill Gates contre la Covid et relance la globalisation
Communiqué final des dirigeants du G7

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org