Publicado en línea el Lunes 29 de octubre de 2018, por agustin

A todos los movimientos, activistas y comunidades marginadas de Brasil que han despertado esta mañana a la pesadilla de una presidencia de Bolsonaro, les enviamos nuestra solidaridad y apoyo.

Ningún tipo de mandato electoral hace que sea aceptable o democrático llegar al poder a través de la demonización agresiva de sus oponentes, etiquetar a los movimientos sociales como “terroristas” o amenazar los derechos y libertades de aquellos ciudadanos a los que usted elige como chivos expiatorios de los problemas de la economía global. Los que practican esa política son responsables de algunos de los crímenes más atroces del siglo XX.

El asqueroso racismo, sexismo y homofobia de Bolsonaro, y su entusiasmo por la dictadura militar de Brasil, han sido ampliamente comentados internacionalmente. Pero Bolsonaro no es simplemente una amenaza a los derechos humanos y civiles de los ciudadanos brasileños. Sus políticas, si se llevan a cabo, empobrecerán aún más a los pobres de Brasil y aumentarán la desigualdad en el que sigue siendo un país muy desigual. Devastarán el medio ambiente e impedirán que aquellos que se interpongan en el camino hablen en voz alta.

Cuando Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos en noviembre de 2016, temíamos que esto diera confianza a los que promueven la xenofobia, el nacionalismo y el autoritarismo en todo el mundo. La elección de Bolsonaro es sólo el último ejemplo. Necesitamos urgentemente construir una oposición global a esta política de odio y recrear el internacionalismo que nuestros movimientos han construido con tanto éxito al enfrentar la guerra, el neoliberalismo y la inhumanidad. No podemos permitir que continúe la normalización de Bolsonaro, Trump o de cualquiera de los nacionalistas autoritarios que ascienden al poder.

Estas nuevas formas de fascismo no aparecieron de la nada. La hiperglobalización impulsada por las empresas de las últimas décadas ha destrozado el tejido social de las sociedades de todo el mundo. Al elevar el afán de lucro al más alto objetivo de la humanidad, ha dejado a grandes sectores de la población mundial sin representación y marginados. Ha arrasado con grandes extensiones de nuestro planeta. Es particularmente repugnante ver que muchos de los que impulsaron este proyecto ahora apoyan a personas como Bolsonaro y Trump como un medio para mantener el poder del 1% global.

Hacemos un llamado a una transformación radical del sistema global que ponga a la gente y al planeta por delante de las ganancias de los ricos. Hacemos un llamado a un mundo basado en la igualdad, el pleno reconocimiento de los derechos humanos y la sostenibilidad ambiental. Esta es nuestra lucha internacional, el reto más importante al que nos enfrentamos como ciudadanos, comunidades y movimientos. No se ganará fácilmente, pero la historia nos demuestra que podemos ganar si mantenemos la esperanza y la solidaridad.

Otro mundo es posible.
Attac Alemania
Attac Austria
Global Justice Now
Attac España
Attac Francia
Attac Irlanda
Attac Hungria
Attac Noruega
Attac Vlaanderen


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Miedo generalizado a un frenazo global
Ignacio Ramonet : ¿Fin del fenómeno Trump?
Nota de prensa: Afectados por las empresas transnacionales alertan
El BCE está acorralado y corre el riesgo de ser el nuevo Banco de Japón
Ingreso de Marruecos a la Unión Africana es reconocer la República Saharaui
El cinismo de ‘El País’ y los otros mayores rotativos en España
Se debería haber empezado por la cultura…
Unas notas sobre qué deberíamos hacer
El debate sobre Venezuela y el orden capitalista
Economía mundial: estabilidad y volatilidad financiera

EN LA RED :
Noelia Vera: «Los bancos tienen que devolver el dinero que les hemos prestado»
Podemos se suma a la huelga climática del 27 de septiembre
Podemos denuncia el encarlamiento de cuatro líderes del Movimiento Sin Techo en Brasil
¿A quién vota la clase trabajadora en España?
Consulta sobre el sentido del voto de los diputados y diputadas de Podemos en las sesiones de investidura de la XIII legislatura

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org