RESPUBLICAE.ORG

Portada del sitio > MÉXICO > Involucra “economía criminal” al 50% de la Población Económicamente Activa: (...)

Involucra “economía criminal” al 50% de la Población Económicamente Activa: analistas

Sábado 12 de enero de 2019, por Raúl López Tellez

La “economía criminal” es más allá de una expresión, una realidad latente y concreta en el país que ya se constituye como una de las de mayor dinamismo en México y que “está poniendo en aprietos” a las autoridades para controlar el territorio nacional ante la disputa del crimen organizado y el narcotráfico por control de zonas, señalan los investigadoresde la Universidad Michoacana, Guillermo Vargas Uribe y Janeth Cristina Valdez Rivera, quienes destacan que el fenómeno “por su tamaño representa ya la mitad de la Población Económicamente Activa de México y su monto equivale a una quinta parte del Producto Interno Bruto”.

Investigadores de la Facultad de Economía, para los analistas la denominada “economía criminal”, se proyecta ya “como una de las más dinámicas desde el punto de vista de su cuantía económica y por el número de personas que contrata” en comparación con las economías formal e informal.

En el estudio “Economía criminal y reorganización territorial en México” –incluido el libro “Desarrollo Regional. Sustentabilidad y retos de la Política Pública en México”, elaborado en el año 2018-, señalan que el desarrollo de esta economía criminal se da en un contexto donde “el Estado mexicano dejó de tener el control del territorio nacional y, con ello, de cumplir cabalmente sus funciones básicas; este vacío fue llenado paulatinamente por los grupos de poder privados, especialmente por las organizaciones de tipo criminal, permitiéndoles una mayor capacidad para el tráfico de drogas (de sur a norte) y de armas (de norte a sur)”, y que diversificó sus actividades delictivas, además del tráfico de drogas y de armas, como lo es también el fenómeno que se expresa en nuestros días con el tráfico de combustible o “huachicoleo”.

Advierten que esta expansión se ha acompañado “del lavado de dinero y la corrupción gubernamental, contribuyendo a la reestructuración del territorio nacional, desdibujando las soberanías estatales y haciendo de las entidades federativas territorios donde impera la ley, no del Estado de derecho, sino de la organización criminal más poderosa en su momento, haciendo del territorio mexicano una arena donde se enfrentan criminales versus criminales, policía versus criminales, ejército versus criminales, y en medio de todos ellos a la sociedad civil indefensa ante los poderes fácticos y los legalmente constituidos, donde se traslapan los intereses de unos y otros”.

Sobre los factores que propician el desarrollo de esta estructura económica ilegal, Vargas Uribe y Valdez Rivera destacan que “el Estado la tolera y hasta la estimula por ser una válvula de escape al desempleo galopante; por su tamaño representa ya la mitad de la Población Económicamente Activa de México y su monto equivale a una quinta parte del Producto Interno Bruto”.

Aunque, “la economía criminal es la menos conocida tanto desde el punto de vista teórico como empírico, es la que aparentemente está creciendo más en varias regiones del país”; tan solo para ejemplificar su potencial, citan que de acuerdo a la ONU, “actualmente el narcotráfico genera ingresos globales por más de 320 mil millones de dólares y representa alrededor del 8 por ciento del producto del comercio mundial, sin considerar otras actividades criminales, de tal forma que se estima que la economía criminal es ya de tal magnitud que ya está reportando, en ciertas regiones del mundo y de México, mayores ingresos que los otros dos tipos de economías”.

Como una de las manifestaciones más evidentes del crecimiento de la economía criminal, citan “la reorganización de los territorios en las distintas regiones de México. Dicha dinámica se expresa por el escaso control que el Estado mexicano ejerce en vastos territorios del país y donde se evidencia una creciente influencia de las organizaciones de la economía criminal. La población se refiere a estos espacios con distintas denominaciones: “tierra de nadie”, “territorios del narco”, “territorio del cártel x, y o z”, “territorios en disputa” (entre cárteles o entre ejército y organizaciones criminales), entre otras”.

En el análisis sobre el desarrollo de este estructura económica al margen de la legalidad, refieren que este modelo además fue ligado con el adelgazamiento del Estado mexicano, “impulsado inicialmente por el presidente Miguel de la Madrid, debido a las presiones del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), expresados en la famosa ‘carta de intención’, firmada por el gobierno de México para rescatar a nuestro país de la crisis económica heredada de los sexenios de los presidentes Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo. Dicho modelo fue exacerbado por los presidentes Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León, durante los últimos años del siglo XX, y continuado por los panistas Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa en el siglo XXI”.

El modelo de “adelgazamiento”, de acuerdo con los especialistas, ha tenido un rotundo fracaso por lo que el Estado mexicano de acuerdo con los defensores del neoliberalismo, “debe circunscribirse a las siguientes funciones básicas: a) defender la soberanía nacional; b) garantizar la seguridad pública; c) proteger el patrimonio de las familias y de las empresas privadas; d) impartir justicia; y e) proporcionar los servicios públicos elementales”.

La entrada Involucra “economía criminal” al 50% de la Población Económicamente Activa: analistas se publicó primero en Michoacán.


Ver en línea : http://michoacantrespuntocero.com/i...

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?