Publicado en línea el Sábado 19 de marzo de 2016, por Mariel Martínez - Notas.org.ar

Hace 11 años una piba neuquina salió de la casa porteña en que vivía, con lo puesto. Sin documento, plata ni abrigo. Tenía 24 años, estudiaba economía en la Universidad de Buenos Aires, trabajaba en el Instituto de la Vivienda de la ciudad. Tenía amigas. Tenía familia. Era morocha de sonrisa grande. Salió de su casa sin documentos ni abrigo, y nadie nunca más la vio. Se llamaba Florencia Pennacchi.

Desde ese 16 de marzo del 2005 la búsqueda incansable de sus familiares, amigos y de todos los que estamos empecinados en construir un mundo en donde la vida de todos valga lo mismo de mucho, se topó con las trabas propias de la justicia tuerta y patriarcal.

La investigación, plagada de irregularidades, fue encabezada por el entonces comisario Jorge Cipolla -en su momento al frente de la división antisecuestros- denunciado por sus vinculaciones con tratantes y regentes de prostíbulos. Premisas estrafalarias, pistas falsas, e incluso sospechas sobre la vida privada de Florencia, constituyeron una vez más el abanico que intenta darle aire a los victimarios moviendo un viento de sospecha sobre la víctimas.

Jorge Cipolla tuvo que ser removido ante la evidencia ineludible: una de sus propias compañeras policías, infiltrada como agente encubierta en prostíbulos, lo acusó de ser quien cobraba las coimas a los proxenetas. Jorge Cipolla tenía una esposa. Su esposa basó su campaña política en la lucha contra la trata. La esposa de Jorge Cipolla era la entonces legisladora y luego diputada del PRO, María Eugenia Rodríguez Araya. No será apresurado insertar aquí conclusiones.

El fiscal de la causa, Marcelo Retes, no “pudo” en 11 años dar con siquiera un línea de investigación que fructificara en un acercamiento a pistas que llevaran a Florencia. Pero sí pudo rápidamente desestimar la hipótesis de un secuestro con fines de explotación sexual realizado por y para redes de trata, a pesar de tener en sus manos indicios tales como la presencia de dos mujeres, también sometidas ellas a explotación sexual, que testimoniaron haber visto a Florencia Pennacchi en al menos tres prostíbulos del país. Marcelo Retes siguió sosteniendo, con una firmeza cínica, que la desaparición de Florencia había sido por voluntad propia.

Este 14 de marzo por la mañana en Miramar, torturaron a un pibe. Lautaro. Tiene 17 años, es el presidente de su centro de estudiantes y milita por los derechos de la inmensa comunidad que nuclea a aquellos que no encajan en los patrones heteronormativos de esta sociedad PROlija: lesbianas, gays, bisexuales y trans.

Hace unos días Lautaro Blengio denunció ante la fiscalía de General Alvarado, a cargo de Ana María de Caro, las persecuciones y amenazas que viene recibiendo de parte de la policía local. Más luego, dos policías de civil lo subieron a un auto, lo golpearon salvajemente, le apagaron cigarrillos encendidos en su cuerpo, le marcaron con un cuchillo en el pecho el lugar donde le dispararían y lo dejaron abandonado en el vivero municipal.

Cuando en el verano pasado los hostigamientos policiales habían recrudecido y se habían sistematizado, la familia de Lautaro se acercó a la justicia para pedir un habeas corpus preventivo. La jueza Florencia Hogan se negó a brindarlo, argumentando que no peligraba la integridad física de Lautaro. La jueza Hogan tiene un esposo. El esposo de la jueza Florencia Hogan es del Frente Renovador, se llama Germán Di Cesare y es el intendente de Miramar. Otra vez, insertemos aquí conclusiones.

Porque la verdad, no estamos tan jodidos como para no saber concluir obviedades. No estamos tan ciegos como para no ver como la estructura policial está al servicio de las redes de trata. No estamos tan negados como para no darnos cuenta que las fuerzas policiales torturan y matan todo lo que no toleran. Ni tampoco somos tan ingenuos como para pensar que lo hacen por voluntad propia, porque se les ocurre nomás.

Policía, poder judicial y político están casados en un matrimonio por conveniencia. Se obligan a acariciarse las miserias y a bancarse el asco de dormir en una misma cama para sostener este orden injusto y asesino que nos muere, nos tortura y nos desaparece.

Ninguno de los de acá está dispuesto a mantener esta farsa. La policía no nos cuida, la justicia no nos redime y el poder político no nos garantiza ni los derechos ni la vida ni la democracia. Será cuestión de lucha, denuncia y calle. Será cuestión de estar más juntos, más gritando. Más cuidándonos las espaldas mientras seguimos usando nuestras manos para apuntar.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   COLOMBIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Contra la Reforma Previsional: operativo represivo (2)
Agredieron a tres mujeres en Mendoza por llevar pañuelos verdes
Movimiento Sin Tierra de Brasil ocupa fincas de políticos
El ajuste en la industria textil – Nota central El Roble 109
Presos de Jujuy: luego de 9 días, fueron liberados
Cordera, el abuso y la censura
Programación | Derechos en foco: 1º Encuentro Internacional de Fotografía y DDHH
de Mayo: Los que luchan y los que explotan
Un nuevo capítulo contra la modificación de la Ley de Semillas
Habrá Marcha Unificada contra el 2x1 a los represores

EN LA RED :
POROSHENKO SE EMBOLSO 15 MILLONES DE DÓLARES DEL PATRIARCADO DE CONSTANTINOPLA, PERO IMPID
VIVA LA RESISTENCIA AL MACRISMO YANKY II
Un grito en toda Nicaragua: ¡Que se vaya Ortega
Las mujeres en la villa abortamos y hablamos de aborto
utpba, otro acuerdo de espaldas a los trabajadores
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial
Guerra total: Triaca aplicó una multa de más de 800 millones al gremio de Moyano
Automotrices avanzan con suspensiones y retiros, por caída de ventas y exportaciones

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org