Publicado en línea el Jueves 19 de septiembre de 2019, por agustin

XAVIER CAÑO TAMAYO nuevatribuna

Ya no es una premonición. En días pasados, en España hemos podido comprobar por imágenes de televisión las catastróficas consecuencias de una DANA (Depresión Aislada a Niveles Altos) también denominada gota fría. Lo hemos visto en muy castigadas zonas de Valencia, Baleares, Murcia, Albacete, Almería, Málaga… que han sufrido lluvias torrenciales, desbordamiento de ríos, ramblas y arroyos, inundaciones varias, domicilios anegados , docenas y docenas de coches arrastrados por las aguas, calles de pueblos y ciudades como ríos caudalosos, poblaciones aisladas por las aguas, empresas inundadas, cientos de miles de alumnos sin poder ir a clase, miles de evacuados, destrucción de vías, puentes y otras infraestructuras y seis muertos. Días antes se pudieron ver otras tantas imágenes de inundaciones, un enorme río de granizo en las calles y automóviles arrastrados por las aguas desabordadas en Arganda al sureste de la Comunidad Autónoma de Madrid. Y también hemos visto fenómenos meteorológicos extremos con terribles secuelas en EEUU, Brasil… en todo el mundo. Una entrada de otoño letal.

Gota fría y calentamiento global

En España, los climatólogos atribuyen la causa del desastre al embolsamiento de aire en capas altas conocido como gota fría. Pero esa gota fría, DANA o como se quiera llamar, no surge porque sí ni por capricho de la naturaleza. Las proyecciones climáticas del Grupo Intergubernamental de Expertos de Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC) advierten desde hace tiempo de que el clima de la Tierra será cada vez más extremo . El reciente episodio de lluvias torrenciales en nuestro país puede ser una manifestación del cambio climático. Mediata o inmediatamente, directa o indirectamente, todo ese desastre tiene que ver con el cambio climático que, su vez, tiene que ver con el calentamiento global de la Tierra y los mares, que a su vez tiene que ver con el aumento de emisiones de gases de efecto invernadero, producidos por combustibles de origen fósil. Un calentamiento que también tiene que ver con la deforestación, con la ganadería y agricultura intensivas de monocultivos… El calentamiento global tiene todo que ver con insostenibles modelos de producción y de consumo.

El calentamiento global tiene todo que ver con insostenibles modelos de producción y de consumo

Además de los desastres y catástrofes locales, como los citados de Arganda, Valencia, Murcia… el brusco deshielo de la capa de corteza terrestre permanentemente congelada del Ártico, la muerte inesperada de baobabs milenarios en África, la desaparición de la Gran Barrera de Coral de Australia o el rápido ritmo del deshielo de la Antártida , que certifican los expertos, son otros tantos hechos alarmantes que confirman el calentamiento global, el consiguiente cambio climático y sus tremendas secuelas. Secuelas que aún pueden empeorar si se supera la temperatura global de un grado y medio centígrado de calentamiento global del planeta por encima del nivel preindustriales. Así lo afirma el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC), que alerta de que el calentamiento global superará el grado y medio centígrado entre 2030 y 2052, si no se reducen las actuales emisiones de CO2 . Los 2°C de calentamiento global como tope, que era un objetivo positivo, es más peligroso de lo que se pensaba cuando se firmó el Acuerdo de París hace algo más de tres años.

No quemar carbón ni utilizar petróleo

Si aumenta el calentamiento global por encima de 1,5°C respecto a los niveles preindustriales, las capas de hielo árticas se desestabilizarán, se destruirá el 90% de corales de aguas cálidas, habrá problemas graves en la vida en el mar, que soportará graves impactos, y en general empeorará la vida de las personas. Si se frena el calentamiento y no se supera un 1,5º C global, se podrán reducirán los riesgos e impactos de climatología extrema, también disminuirá la pérdida de especies, la escasez de agua no será problema ni tampoco disminuirá la producción de alimentos. Además de reducirse las muertes por calor y los desastres en océanos y regiones polares.

Como proponen los expertos del IPCC de la ONU, para frenar el calentamiento global y alcanzar el objetivo de aumentar solo un grado y medio centígrado la temperatura global de la Tierra, en 2030 se tiene que haber reducido dos tercios el consumo mundial de carbón y no se ha de quemar nada de carbón en el año 2050. El uso de petróleo debe reducirse en 2030 a la mitad y el de gas a un tercio del actual también en 2030. Es posible, pero hay que querer hacerlo.

Tres años después de los acuerdos sobre el clima de París, las emisiones de dióxido de carbono han aumentado en vez de reducirse y las concentraciones atmosféricas de gases de invernadero son demasiado altas

Hemos de cambiar los modelos de producción en todos los sectores económicos y los modelos y patrones de consumo. ¿Seremos capaces? De momento, tres años después de los acuerdos sobre el clima de París, las emisiones de dióxido de carbono han aumentado en vez de reducirse y las concentraciones atmosféricas de gases de invernadero son demasiado altas. Así no se puede reducir el aumento de la temperatura global a 1.5 Cº. Y no es posible porque, por ejemplo, las grandes empresas energéticas buscan nuevas reservas de combustibles fósiles con la complicidad de los gobiernos, aunque el acuerdo de París urgía claramente a mantener enterrados en el subsuelo la mayoría de reservas de combustibles de origen fósil.

Combustibles fósiles, enterrados

Bill McKibben, profesor en Vermont especialista en impactos del calentamiento global, ha denunciado que no se ha concretado los mecanismos de supervisión para mantener enterrado más del 80% de combustibles fósiles para cumplir los objetivos de París de reducir los gases de efecto invernadero ni se han desarrollado planes y programas para aumentar de modo considerable la producción de energía sostenible. Tampoco hay empresas dispuestas a abandonar el uso del carbón, petróleo y gas y ningún Estado parece interesado en obligarlas a que lo hagan. Por contra, los gobiernos de países con reservas de combustibles fósiles apoyan la búsqueda de más yacimientos .

Para frenar el desastre que se avecina, y no duden ni un segundo que así es, son necesarias medidas que aseguren que en 2040 no haya ni una sola emisión de C02. Una transición energética rápida, agricultura y ganadería ecológicas, proteger los bosques, reforestación intensa (como en Etiopía donde plantaron 353 millones de árboles en doce horas) y acabar de una vez por todas con el uso de combustibles de origen fósil son medidas imprescindibles para detener el cambio climático. O atenernos a indeseables consecuencias.

El cambio climático es el mayor desafío de nuestro tiempo y aún podemos hacer algo al respecto. La ONU ha enviado un mensaje claro al mundo: tenemos 11 años para limitar la catástrofe del cambio climático y es factible hacerlo

El cambio climático es el mayor desafío de nuestro tiempo y aún podemos hacer algo al respecto. La ONU ha enviado un mensaje claro al mundo: tenemos 11 años para limitar la catástrofe del cambio climático y es factible hacerlo. Pero si la temperatura global sube más de un grado y medio centígrado respecto a los niveles preindustriales, la situación empeorará mucho más y entonces no habrá quien lo pare, multiplicándose las sequías, incendios, inundaciones, desaparición de tierras costeras e insulares y olas de calor extremo.

Para impulsar la aplicación del Acuerdo de París sobre Cambio Climático, y superar su insuficiencia, el Secretario General de Naciones Unidas, el portugués António Guterres, ha convocado una Cumbre del Clima el 23 de septiembre de 2019. Esperemos que esta cumbre no sea una nueva decepción, porque, de no tomar medidas, las consecuencias serán muy graves e irreversibles.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
La impunidad de los poderosos
¿Vive la izquierda española en el limbo de la utopía?
Pacto de Estado contra el Fraude Fiscal
El BCE reparte 470 millones de ayudas públicas a Telefónica, Iberdrola y Repsol
La Alianza del Pacífico , Caballo de Troya de la Doctrina Monroe
III Encuentro Estatal de Finanzas y Transparencia
EEUU: Entre muros y aranceles
El Banco Santander y otros en los papeles de Panamá y Bahamas leaks
Únete a la Universidad Europea de Verano de los Movimientos Sociales
Para reactivar la economía, emplear a más mujeres

EN LA RED :
Noelia Vera: «Los bancos tienen que devolver el dinero que les hemos prestado»
Podemos se suma a la huelga climática del 27 de septiembre
Podemos denuncia el encarlamiento de cuatro líderes del Movimiento Sin Techo en Brasil
¿A quién vota la clase trabajadora en España?
Consulta sobre el sentido del voto de los diputados y diputadas de Podemos en las sesiones de investidura de la XIII legislatura

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org