Publicado en línea el Lunes 10 de febrero de 2020, por Admin2

Foto: Pedro Valtierra

El 9 de febrero se consumó la traición gubernamental pues, encontrándose en negociaciones previas al reinicio del diálogo, el presidente Ernesto Zedillo anunción y ordenó su detención. El ejército federal destacado en Chiapas inició así una ofensiva militar contra las comunidades bases de apoyo de los insurgentes.

Ese día por la mañana, dos periodistas sostuvimos un encuentro con el subcomandante Marcos quien, visiblemente preocupado, sospechaba ya lo que el gobierno traía entre manos. «Díganles que vamos a ganar», fueron sus palabras de despedida. El ambiente estaba enrarecido pero el dirigente zapatista estaba lejos de imaginar que para esas horas la Procuraduría General de la República ya había detenido, en la Ciudad de México, a la luchadora social Elisa Benavides, acusada de ser la «comandante Elisa»; el ejército se disponía a entrar a las comunidades en resistencia y, horas más tardes, detendrían al historiador y luchador social Javier Elorriaga Berdegué y a Jorge Santiago, acusados de ser dirigentes del EZLN.

Durante los días siguientes el ejército federal avanzó sobre el territorio rebelde de la Selva y Los Altos. A su paso por las comunidades destrozó las rudimentarias casas, robó los utensilios de labranza, rompió en pedazos las mangueras de las tomas de agua, quemó la ropa y se llevó animales de crianza, ante lo cual cientos de indígenas huyeron a las montañas, donde sobrevivieron a la intemperie alimentándose de hierbas. Ante este panorama, se iniciaron movilizaciones en todo el país para detener la guerra y obligar al gobierno a retornar a una solución política. Decenas de miles de personas volvieron a llenar el Zócalo capitalino, al tiempo que cientos de personas se manifestaron frente a las principales embajadas de México en el mundo. Salvo los caciques y ganaderos locales, nadie aplaudió la torpe ofensiva militar que ni siquiera capturó al líder zapatista.

Fragmento del libro «20 y 10. El fuego y la palabra», de Gloria Muñoz Ramírez

A continuación, la carta completa del Subcomandante Marcos del 2 de febrero de 1995:

2 de febrero de 1995.

Confidencial y secreto.

A: Esteban Moctezuma Barragán. Secretario de Gobernación.

México.

De: Subcomandante Insurgente Marcos.

Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Cuartel General. Montañas del Sureste Mexicano, Chiapas, México.

Señor:

Hace unas horas me enteré del comunicado de la Secretaría de Gobernación reafirmando su voluntad de diálogo. Viene, en ese comunicado, una referencia absurda a un despropósito declarado por el usurpador Robledo Rincón. Ignoro si la Secretaría de Gobernación es ahora vocera del desgobierno del estado de Chiapas, pero ese punto no viene al caso y sólo aumenta nuestra desconfianza sobre sus verdaderas intenciones al buscar el diálogo. Por otra parte me acaban de comunicar el ultimátum que usted se permite dirigir al EZLN en torno a supuestos retenes «fuertemente armados» de zapatistas en el municipio de San Andrés Sacamch`en. «Si no se retiran, serán desalojados por el ejército», dice su amenaza. También aprecio la campaña en los medios de comunicación sobre un supuesto avance de nuestras tropas en la región de Los Altos. Usted sabe bien que los retenes «fuertemente armados» y el «avance de tropas zapatistas» en Los Altos es una mentira. Lo único que había era un puesto civil de revisión para evitar la introducción de armas, alcohol y el tráfico de estupefacientes. Esta es una decisión de las autoridades civiles, no del EZLN. Los mismos medios de comunicación dan cuenta de que las personas que se encontraban en esos retenes NO PORTABAN ARMAS. Por otra parte, en uno de los puestos de revisión civiles se decomisaron 5 kilos de mariguana que iban a tropas federales en el retén militar de Cathé.

Llama la atención que su ultimátum no haga referencia alguna a las violaciones al acuerdo de 15 de enero de 1995, tomado por usted y el que esto escribe, perpetrado por tropas federales en la frontera con Guatemala y que le ha sido comunicado oportunamente. «Son pequeñeces», dirá usted, pero contribuyen al clima de deterioro en la distensión.

Si a usted le están aconsejando que aumente la presión militar para forzar un nuevo encuentro, lo están engañando. Los zapatistas respondemos a las presiones militares con iguales medidas, no nos intimidan las amenazas y puede usted aventarnos encima todos los soldados que guste. Así no habrá solución al conflicto y tenga usted la seguridad que se extenderá por todo el país. Nosotros respondemos a medidas de acercamiento con voluntad de salida política. Así fue como se consiguió el primer encuentro. Si usted aprieta la presión militar pensando que con eso nos sentaremos, se equivoca y esos asesores que tiene no harán sino llevarlo al fracaso.

Recuerde usted que, en la entrevista del 15 de enero de 1995, usted me dijo que muchos pensaban que sólo estábamos ganando tiempo con lo del diálogo; yo le respondí que nosotros pensábamos que ustedes estaban ganando tiempo para preparar la solución militar. Tal vez esto último sea la verdad, tal vez entre las condiciones secretas pactadas por el señor Zedillo para el préstamo de Estados Unidos esté aniquilarnos. Si esto es así, pues pueden ustedes proceder cuando gusten, nosotros combatiremos hasta el último hombre. Nosotros fuimos sinceros cuando nos sentamos a hablar con usted, creímos que en usted había la preocupación que tenemos nosotros: resolver el conflicto sin pérdidas humanas y destrucción. Tal vez nos equivocamos y usted sólo estaba buscando el tiempo preciso para el golpe militar. Lamento profundamente que así sea, existía una oportunidad de paz y sólo fue aprovechada para preparar la guerra. La historia sabrá pedir cuentas.

No volveremos a sentarnos si sigue la presión militar. Nosotros tenemos palabra: no hay ni un solo retén militar armado en las posiciones zapatistas producto de la acción de diciembre de 1994. Pueden ustedes seguir inventando mentiras y seguir apoyando, con sus bayonetas, al usurpador Robledo. Como quiera, él caerá y junto con él, todos los que insisten en sostenerlo en contra de toda lógica política y humana.

Si todo es un pretexto para la acción militar, lamento que el régimen del Zedillo haya decidido mancharse las manos con sangre indígena, y que usted sea cómplice de esta barbarie. Es todo.

Desde las montañas de Sureste mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos

México, febrero de 1995.

La entrada Se cumplen 25 años de la ocupación militar en Chiapas aparece primero en Desinformémonos .


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   COLOMBIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
AMLO va también contra quienes se roban el dinero destinado a medicamento en el país
EPN pide “perdón” por Casa Blanca y persigue a periodistas que la investigaron: Aristegui
Asesinan a otro periodista en Veracruz; es el quinto ejecutado en 2018
¡AMLO defiende a youtubers de las calumnias de que ellos agredieron a los LeBaron!
Un estudio revela que los gatos pueden reconocer su nombre
Bajo represión, maestros y padres de familia realizan jornada de protesta, toman 87 alcaldías en Chiapas, Michoacán y Jalisco
Versión estenográfica. Día de las Enfermeras y los Enfermeros, en Yautepec, Morelos
Generar ambiente pleno, con educación y sin violencia para la niñez: Silvano Aureoles
Paroles de l’EZLN durant la clôture de la Seconde étape du cinquième congrès du CNI
SSPC reafirma avances en estrategia de seguridad

EN LA RED :
100 años del Partido Comunista Mexicano - Ángel Balderas Puga
1 año de la Cuarta Tranformación con AMLO - Ángel Balderas Puga
Construcción de comunidad - Consuelo Sánchez/Javier Guerrero
El Dïa de Muertos - Una celebración mística en México
EL partido de izquieda que México necesita - Ángel Balderas Puga
La Tradición Mexicana Del Día De Muertos

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org