Publicado en línea el Martes 7 de abril de 2020, por Begoña iñarra

¿Qué economía queremos “salvar”?

Declaración de Attac Alemania,

Equipo Mercados Financieros e Impuestos

24 de marzo de 2020 Concentrémonos en la gente – ¡NO ayudas estatales para los asesinos del clima!

Además del peligro inmediato para la salud, la “crisis del coronavirus” va acompañada de efectos negativos masivos para la economía y la sociedad en su conjunto. La crisis económica mundial lleva ya algún tiempo gestándose, y la epidemia del coronavirus permite ahora su plena irrupción. Tras la estabilización del ciclo monetario primario (es decir, la refinanciación de los bancos y la deuda nacional) por el BCE, actualmente se están decidiendo ayudas estatales (préstamos y subvenciones) a una escala sin precedentes para las empresas y los trabajadores autónomos con el fin de amortiguar el impacto de la crisis. Estas medidas son necesarias, sin embargo, hay omisiones importantes. Estas medidas no llegan a las personas en situación de vida y empleo precario. La reestructuración ecológica urgente que se requiere amenaza con ser descuidada. Y no se menciona en absoluto quiénes serán los que finalmente cargarán con el costo de las medidas de “rescate”.

Los límites de lo que es política y económicamente “posible” se han desplazado repentinamente.

Al igual que con la “crisis financiera” que comenzó en 2007, una vez más queda claro que la “escasez de dinero” de los gobiernos no es un problema. El dinero, en casi cualquier cantidad, puede ser movilizado rápidamente cuando se necesita. También es revelador que en tiempos de crisis todos los actores privados actúan, de manera pro-cíclica, según lo que determina el sistema, contribuyendo con ello a la espiral descendente. Sólo el Estado es capaz de intervenir de forma anticíclica y puede y debe garantizar la estabilidad económica. Por lo tanto, el llamamiento a la adopción de paquetes de “rescate” integrales por parte del gobierno es inevitable.

Los llamamientos más fuertes provienen de aquellos que en otras circunstancias rechazan cualquier regulación como ‘interferencia del estado en la economía’, por ejemplo, los bancos y otras instituciones financieras, y las grandes corporaciones basadas en los combustibles fósiles. El Estado tiene los medios, si lo considera oportuno, de “recuperar” el dinero gastado por las empresas y los ricos, ya sea a corto plazo mediante la ampliación de los préstamos (bonos del Estado), o a más largo plazo mediante la política fiscal. Los bancos públicos también pueden proporcionar crédito ilimitado con el respaldo del Estado para asegurar la liquidez a corto plazo, especialmente para las empresas más pequeñas.

A pesar de toda la estabilización económica, no hay que olvidar que todavía tenemos una segunda crisis importante y urgente que superar. ¡La protección del clima y la reestructuración ecológica de la economía y la infraestructura deben estar siempre en primer plano en las medidas de la crisis! Los fracasos del rescate bancario en 2009 no deben reiterarse repartiendo dinero de acuerdo con el enfoque de los aspersores. ¡ Preservar integralmente la economía (¡hasta ahora no exactamente ecológica!) no puede ser el objetivo! Más bien, es necesario examinar muy de cerca qué industrias y empresas deben ser “rescatadas”, bajo qué condiciones – y cuáles deben ser reducidas o liquidadas de manera controlada.

Paquetes de rescate para la gente y la economía regional, no para las grandes corporaciones de combustibles fósiles!

No es “la economía” (¿quién es exactamente?) la que necesita ser salvada, sino la gente. Por un lado los trabajadores que han sido afectados por la crisis y por otro, todos aquellos que necesitan bienes y servicios. La atención debe centrarse en asegurar los medios de vida y el suministro de los bienes y servicios necesarios para que todas las personas tengan seguridad. No se debe permitir que nadie caiga en el abismo. Siempre que sea posible, las economías regionalizadas y las pequeñas y medianas empresas (PYMES) deben ser respaldadas. La situación actual ilustra con demasiada claridad cómo las cadenas de suministro externalizadas a nivel mundial, propensas a las crisis, son especialmente susceptibles de ser externalizadas en lo que respecta a bienes esenciales como los dispositivos médicos.

Financiación justa de los programas de crisis!

Las medidas contra la crisis no deben ser pagadas – como en 2009 – por el público en general en forma de impuestos y recortes en otras áreas de la economía. Los costos de las medidas de “rescate” deben ser sufragados por aquellos que en la anterior fase de auge se beneficiaron desproporcionadamente en forma de altos ingresos y beneficios, aumento de los precios del mercado de valores y bajos impuestos. Durante décadas, la brecha social y los nuevos desequilibrios económicos y ecológicos han ido empeorando constantemente. Son la verdadera causa de la crisis económica que comenzó mucho antes del coronavirus. La actual pandemia “sólo” ha acelerado al extremo este desarrollo propenso a la crisis.

El sistema de subsidios existente también necesita una revisión fundamental. En lugar de invertir cientos de miles de millones (directamente o en forma de costos externalizados) anualmente en las industrias basadas en los fósiles, desde la producción de energía hasta el transporte y la agricultura industrial, es necesario redirigir este dinero hacia una “nueva economía” regionalizada, social y ambientalmente sostenible.

¿Cómo será la economía post-coronavirus?

¡Los patrones de producción y consumo anticuados como la industria automovilística de gran tamaño, la producción masiva de bienes desechables de corta duración, o los frecuentes viajes aéreos y cruceros, no deben mantenerse vivos artificialmente!

La crisis del coronavirus y los programas de apoyo gubernamentales necesarios deben ser utilizados como una oportunidad para poner nuestra economía en una base sostenible. En vista de la escalada de la crisis ambiental y climática, el regreso a los destructivos “negocios como siempre” no es una opción. En la crisis de 2007 en adelante, los bancos y el sistema financiero fueron “salvados” para que el sistema económico pudiera seguir funcionando como lo había hecho. Ahora se está vengando y los desequilibrios subyacentes están estallando con mayor violencia.

La reestructuración económica debe ser socialmente justa y llevar a la gente con ella ofreciéndoles una perspectiva. Debe ir acompañada de un amplio debate público sobre la cuestión: “¿Qué tipo de economía queremos y necesitamos después del coronavirus, teniendo en cuenta al mismo tiempo la crisis climática? No se debe permitir que la situación actual se convierta en un pretexto para desmantelar la democracia. ¡Necesitamos más democracia y no menos, particularmente con respecto a los asuntos económicos!

Como Grupo de Trabajo de Mercados Financieros e Impuestos de Attac Alemania hacemos las siguientes demandas

1. Además de asegurar tanto la salud como la supervivencia económica, cada persona debe tener derecho a prestaciones monetarias mensuales a un nivel que le permita vivir con dignidad. La aplicación y la provisión de estas prestaciones en efectivo deben ser rápidas, no burocráticas y tratadas con generosidad. En la presentación de la siguiente declaración de impuestos, se comprobará si la concesión de la prestación estaba justificada. En caso de que se demuestre que los ingresos del trabajo son suficientes, se exigirá la devolución de los mismos.

2. Todo programa de crisis e inversión pública debe ser diseñado de tal manera que promueva la reestructuración socio-ecológica.

3. Para asegurar el suministro sobre una base descentralizada, las empresas regionales sostenibles deben recibir un trato preferencial, por ejemplo, a través de préstamos favorables de los bancos públicos de desarrollo (BEI, KfW, etc.) y, en caso necesario, también a través de subvenciones. En caso de dificultades, las industrias fósiles deben ponerse bajo el control del Estado y reducirse o liquidarse de forma controlada, mientras que las áreas de negocio que aún se necesitan deben separarse.

4. A partir de ahora, se debe establecer el curso de una política fiscal justa e internacionalmente coordinada. Attac ha presentado amplias propuestas al respecto, entre las que se incluyen las siguientes:

– aumento de los tipos impositivos máximos, supresión de las retenciones en origen

– impuesto progresivo sobre el patrimonio y la herencia

– lucha constante contra la evasión de impuestos y la evasión fiscal

– Arrastre de centros financieros extraterritoriales (“paraísos fiscales”)

– Introducción de la tributación unitaria de las empresas con tipos impositivos mínimos globales

– Impuestos (con controles sociales) sobre el consumo de recursos y las redes transnacionales

– impuesto general sobre las transacciones financieras

Las reformas del sistema fiscal no tienen un efecto inmediato, por lo que es necesario un mayor endeudamiento del gobierno a corto plazo. Los topes de deuda y los topes de déficit europeos prevén excepciones en tiempos de crisis. Los bonos conjuntos emitidos por los Estados del euro (“eurobonos”) tienen sentido para evitar la especulación contra los Estados supuestamente más débiles.

5. Reforzar los servicios públicos empezando por el sistema de salud y la socialización democrática de las zonas ya privatizadas.

6. Prohibición de la terminación de los arrendamientos debido a los pagos de alquiler pendientes; prohibición de los desalojos forzosos debido a los pagos de amortización pendientes de los inmuebles residenciales ocupados por sus propietarios

7. Apoyo a las grandes empresas mediante préstamos o aumentos de capital contra la participación pública en el capital social. El apoyo estatal debe ir acompañado de una orientación hacia los intereses públicos: convenios salariales colectivos, comité de empresa, limitación de los salarios de los directivos, no pago de dividendos y recompra de acciones, no despidos obligatorios, modernización ecológica de los procesos operativos y, en caso necesario, modernización ecológica de la gama de productos

8. Contrarrestar el riesgo de un aumento de los tipos de interés para la financiación de empresas

9. mantener las transacciones de pago también entonces cuando los bancos experimentan dificultades

10. Poner freno a la especulación financiera de la crisis mediante medidas adecuadas: en la medida de lo posible, evitar los préstamos con fines especulativos, intervenciones selectivas en el mercado

11. Prevención de adquisiciones relacionadas con la crisis y el desmantelamiento de empresas

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

Cuca Hernández

Coordinadora de Attac España


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   BOLIVIA, golpe de estado

   COLOMBIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ECUADOR

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Crítica del alma económica del programa de gobierno de la pequeña coalición española
Las formas de lucha
Javier Toret: «La extrema derecha ha construido las mejores máquinas de guerra digitales, la tecnopolítica del 1%»
Empleo aprueba la PNL de Podemos-En Comú Podem-En Marea relativa al mantenimiento de Elcogas
Las raíces del mal llamado populismo en EEUU (y en Europa incluyendo España)
Economía en temporada otoñal
Washington y Wall Street complacidos con el pacto de Argentina con los fondos buitre
Únete a la Universidad Europea de Verano de los Movimientos Sociales
La Troika otra vez contra Grecia
Putin, Trump y el endemismo recurrente de la Guerra Fría

EN LA RED :
Podemos exige impedir la anexión de Cisjordania
La batalla por la democracia internacional se está librando hoy en Estados Unidos
Frente a la COVID-19, Podemos exige justicia global y cambios en la deriva reaccionaria de la geopolítica internacional
Podemos sobre la suspensión de la democracia en Hungría
Podemos ante la negativa del Eurogrupo de adoptar medidas contra el COVID-19
Podemos apoya las movilizaciones del 8M 2020
Podemos ante la violencia y la suspensión del derecho de asilo en Grecia
Ti decides a fórmula coa que Podemos concorre ás eleccións galegas

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org