Publicado en línea el Lunes 4 de abril de 2016, por Economía - La Capital

Con la fiereza del enajenado, el gobierno aprieta el acelerador del ajuste, blindado su oído del grito de los heridos que deja a su paso. El índice de pobreza que elabora la UCA subió cinco puntos en los tres primeros meses del año, la UIA acaba de advertir que hay 200 mil puestos de trabajo en ese sector, las cinco centrales sindicales pidieron a los principales bloques opositores de la Cámara de Diputados aprobar una ley de emergencia ocupacional y el hijo de Hugo Moyano advirtió que "se acabó la luna de miel" del sector sindical nucleado en la CGT- Azopardo con la actual administración. La tenacidad oficial para construir la crisis que no pudo heredar del gobierno anterior dio sus frutos. Hasta Elisa Carrió les reclamó que aflojen con los tarifazos.

"Nadie puede decir que esto no estaba previsto, fuimos muy explícitos durante la campaña", zanjó la discusión de cuajo el pétreo ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay. El autor de reconocidos hits como "la grasa militante" sigue "acomodando la basura" sin preocuparse por los despidos del presente sino por los nuevos empleos que se supone llegarán luego de atravesar el desierto que la política económica está creando. El "ayatolah" de la city Miguel Broda guía ese peregrinaje: celebró el rumbo del gobierno durante un congreso de economistas del mundo financiero, aunque advirtió que en 2016 la economía caerá y la inflación será superior a la de 2015.

El "ordenamiento" de una economía, que según datos del nuevo Indec despidió a la anterior administración con un crecimiento de 2,1 por ciento, requiere algún grado de aislamiento de la realidad. El relato de la herencia recibida, la lluvia de dólares y el regreso al mundo chocan con el intento desesperado por cerrar el acuerdo con los fondos buitres, emitir los bonos que permitirán pagarles en efectivo y contraer nuevo endeudamiento que, por ahora, no pinta que se consiga a tasa de amigo.

A la sombra del festival de aumentos tarifarios, la victoria obtenida en el Congreso por la aprobación de la ley que permite pagar a los buitres, sirvió más para mostrar el nuevo mapa de la oposición política que para exhibir un triunfo oficialista. La entente de gobernadores, diputados y senadores que desde distintos espacios se acercaron al fuego de las promesas de una amplia oferta de deuda, obras públicas y reparto de coparticipación, se debate entre la puja por protagonizar esa foto y las consecuencias que este programa económico deja ver en sus territorios.

La provincia de Santa Fe es un escenario de análisis preciso de este proceso. Mientras se baten récords de ingresos de camiones cargados de granos a los puertos, se despliega la crisis de los principales encadenamientos productivos que habían resucitado por la reindustrialización y la recuperación del mercado interno desarrollada durante la posconvertibilidad. La caída del consumo, el desmantelamiento de la protección contra las importaciones y el aumento de costos derivados fundamentalmente de los tarifazos, tensan los conflictos en importantes localidades santafesinas. Quizás, como sostiene el gobierno y los economistas afines, sea el sacrificio a pagar para llegar a la tierra prometida. Por lo pronto, esa costa queda muy lejos para los tiempos de los gobiernos locales, que aplauden las líneas centrales de la política económica nacional a la vez que comienzan a entender que tienen que hacerse cargo de las consecuencias.

El síndrome de Estocolmo condena a los jefes territoriales. El gobernador Miguel Lifschitz recibió la fría negativa del ministro de Energía de la Nación a su pedido de moderar el tarifazo energético que pone patas para arriba a industrias clave de la geografía provincial. Sólo concedió la posibilidad de estudiar un plan de pagos para los sectores electrointensivos. La secretaria de Energía de la provincia procesó el desplante con una crítica a los subsidios del gobierno anterior. Con la relación en esos términos, el ex CEO de Shell fue generoso: les dejó a los enviados provinciales que anunciaran los nuevos aumentos en el precio del gas y el anticipo sobre una segunda vuelta de ajuste en el costo de la energía eléctrica.

Como en los 90, los Estados locales quedarán en la primera línea de los conflictos derivados de la reestructuración económica. Santa Fe entra en esta zona de turbulencia con el respaldo del fallo de la Corte que ordenó el fin de la detracción de fondos coparticipables para Ansés. También aspira a sumarse a la ola de deuda de la era posbuitre. Pero también siente el impacto de la parálisis de la obra pública nacional, las suspensiones y despidos en la industria, el comercio y la construcción, y del impacto de la inflación y la caída de la actividad en las condiciones de vida de la población local.

El cambio de modelo que entusiasmó a los dirigentes políticos no oficialistas les asigna una cuota de sacrificio quizás mayor a la del gobierno nacional. Prat Gay no miente. En definitiva , está llevando a cabo la propuesta (si se concede el grado de picardía política a la negación devaluatoria de Macri en el debate electoral) que el 51 por ciento del electorado votó. No hay grieta en ese accionar, en todo caso la habrá si no se logran los resultados prometidos. La interpelación más desafiante es, más bien para los políticos que quedaron en ese momento , con mayor o menor convicción, en el 49 por ciento restante.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Brutal represión en Mendoza
Periodista encarcelado en Guatemala: “Si perdemos la libertad de decir, lo perdemos todo”
“Nos parece una provocación y una falta de respeto que se siga cuestionando si frenó o no el maquinista”
No habrá fracking en Entre Ríos
Los medios mundiales sobre la imputación de Cristina
Vaca Muerta, alerta mapuches del Neuquén
La calle disputa la agenda a la dominación
Los medios comunitarios, alternativos y populares consiguieron reunión con el ENACOM
Lobos en cacería
Justicia en pie de guerra: el 30-N se firma convenio de traspaso a Ciudad

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial
Guerra total: Triaca aplicó una multa de más de 800 millones al gremio de Moyano
Automotrices avanzan con suspensiones y retiros, por caída de ventas y exportaciones
Las mujeres en la villa abortamos y hablamos de aborto
Alerta y movilización en defensa del FONID
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org