Publicado en línea el Martes 22 de septiembre de 2020, por Miguel Arróniz

Los líderes árabes entienden que las relaciones con Israel brindan acceso al Imperio estadounidense y todo lo que conlleva, incluidas las armas fabricadas en Estados Unidos y otras ventajas como la seguridad y la cooperación económica.

Mientras se escriben estas palabras, los cancilleres de Emiratos Árabes Unidos y Bahréin se encuentran en Washington DC para firmar los acuerdos que normalizan las relaciones entre sus países y el estado de Israel. Mientras que Estados Unidos e Israel estuvieron representados por el presidente Donald Trump y el primer ministro Benjamín Netanyahu, los estados árabes enviaron a sus ministros de Relaciones Exteriores para representar a sus países en la ceremonia de firma. Esto puede tener menos que ver con el protocolo y más con el hecho de que tanto Trump como Netanyahu están luchando por sus vidas políticas y para ellos, este fue un truco de relaciones públicas muy necesario.

El espectáculo de hoy está muy lejos de la postura decidida, de principios y valiente que presentaron los líderes árabes en Jartum hace casi exactamente 53 años. A raíz del asalto israelí a tierras árabes en 1967, incluso cuando los cañones de las armas aún humeaban, se convocó una reunión de los jefes de los estados árabes en la capital sudanesa, Jartum. Esta reunión produjo una resolución valiente que dijo no al reconocimiento, no a las negociaciones y no a la paz con Israel. Los ejércitos árabes de Egipto, el más grande de todos los estados árabes, Siria y Jordania fueron demolidos por completo, cerca de 18.000 soldados árabes murieron y cientos de miles de civiles quedaron sin hogar y, sin embargo, los líderes de los estados árabes se pusieron de pie y dijeron “No” al poderoso agresor, Israel.

La resolución de los estados árabes de rechazar el brutal régimen de apartheid de Israel fue aceptada en agosto de 1967, en la cumbre de la Liga Árabe, apenas dos meses después de que Israel diezmara los ejércitos de tres estados árabes y tomara violentamente los Altos del Golán de Siria, la Península del Sinaí de Egipto, y había completado la conquista de Palestina al tomar Cisjordania, Jerusalén Este y la Franja de Gaza.

Esa resolución, que más tarde se conoció como los «Tres No», todavía es utilizada por los propagandistas sionistas para demostrar la falta de voluntad de los estados árabes para hacer las paces con Israel y reconocer al llamado Estado judío. Sin embargo, a la luz del mortífero asalto israelí contra estos países, su falta de voluntad para capitular fue heroica. Lo que es lamentable, sin embargo, es el éxito del movimiento sionista para revertir el compromiso árabe con Palestina. Paso a paso, comenzando con el estado árabe más grande, Egipto, luego Jordania, y ahora con los estados del Golfo e incluso Sudán, los regímenes árabes han estado “normalizando” las relaciones con Israel. <https://rebelion.org/wp-content/upl...> Los jefes de los estados árabes sentados alrededor de la mesa en una sesión de su reunión cumbre en Jartum, Sudán, el 30 de agosto de 1967. Foto | AP

Acceso al imperio

Si uno pudiera imaginarse a sí mismo como el jefe de un estado árabe solo por un momento, ¿cómo sería eso? Se vería que los países árabes que apoyaron firmemente la causa palestina ahora están destruidos. Empezando por Irak, Yemen, Libia y Siria. El castigo para quienes no capitularon voluntariamente fue severo. Más lejos se encuentra Irán, y aunque por el momento está a salvo de un ataque militar total, principalmente porque Estados Unidos e Israel son incapaces de enfrentar a las fuerzas iraníes de frente, está sufriendo mucho por las severas sanciones.

Las relaciones con Israel brindan acceso a armas de fabricación estadounidense muy deseadas y otras ventajas como la seguridad y la cooperación económica. Como líder de un estado árabe, ¿qué elección haría uno? Los comentaristas de CNN dijeron repetidamente que los líderes de los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, y posiblemente otros estados árabes que pronto normalizarán las relaciones con Israel, decidieron dejar atrás el problema palestino y centrarse en otros temas como la cooperación económica, el turismo y anteponer las necesidades y, de hecho, el futuro de sus propios países a la cuestión palestina.

Es fácil criticar a los estados árabes por dar la espalda a sus hermanos y hermanas palestinos. Sin embargo, los países más grandes e influyentes no son diferentes. Rusia, la Unión Europea, China e India realizan muchos negocios con Israel y hace tiempo que se han olvidado de los palestinos. Israel ha sacado con éxito la cuestión palestina del escenario mundial. Independientemente de la frecuencia con la que Israel ataque a Gaza o de la brutalidad con la que ataque, independientemente de la cantidad de palestinos que se encuentren en las cárceles israelíes y de la gravedad de las condiciones en las que viven los palestinos, Israel logró que el mundo mirara para otro lado.

La oposición

Ha habido informes sobre la resistencia popular en Bahréin por parte de grupos que se oponen a la normalización de las relaciones con Israel y con razón lo ven como una traición al pueblo palestino. La expectativa es que estas voces sean silenciadas rápidamente por el gobierno de Bahréin.

Además, fuentes del gobierno kuwaití anunciaron que «la posición de Kuwait hacia Israel no ha cambiado después de su acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos». Los funcionarios kuwaitíes también negaron que los vuelos israelíes atraviesen el espacio aéreo kuwaití.

Sudán

Los intentos de Israel de construir alianzas van más allá de la península arábiga, también llega a África. El primer ministro sudanés, Abdalla Hamdokmet, se reunió recientemente con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien visitó Sudán después de un viaje para reunirse con funcionarios israelíes en Jerusalén. Israel fue la primera parada de Pompeo en una gira diseñada para convencer a más países árabes de normalizar los lazos con el estado sionista. Además, los informes confirman que la visita del secretario de Estado de Estados Unidos a Jartum estaba destinada a discutir las relaciones entre Sudán e Israel.

El primer ministro sudanés le dijo a Pompeo que su gobierno «no tenía mandato para normalizar los lazos con Israel», y agregó que el tema de sacar a Sudán de la lista de patrocinadores estatales del terrorismo no debería estar vinculado a la normalización de los lazos con Israel. Claramente, la eliminación de la lista de patrocinadores estatales del terrorismo es la zanahoria que Pompeo está ofreciendo a Sudán. <https://rebelion.org/wp-content/upl...> Pompeo apoya al general sudanés Abdel-Fattah Burhan en Jartum, Sudán, el 25 de agosto de 2020. Foto | Gabinete sudanés vía AP

Después de la reunión, el Departamento de Estado de Estados Unidos dijo en un comunicado que Pompeo y Hamdok discutieron «desarrollos positivos en la relación Sudán-Israel», lo que no debería sorprender. Es difícil imaginar que el liderazgo sudanés pueda permitirse rechazar una oferta de los Estados Unidos, sin duda una tan atractiva como levantar la designación de Estado Patrocinador del Terrorismo, lo que abrirá puertas y permitirá el crecimiento económico de la nación africana.

Ahora, volvamos por un momento e imaginemos que somos el jefe de una nación africana o árabe. La opción es la sumisión y las relaciones con el régimen de apartheid israelí, que conducirá a nuevas posibilidades económicas, o al mantener una postura firme y de principios, y sufrir la destrucción por la guerra o la asfixia lenta por medio de sanciones.

*Foto principal | Desde la izquierda, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, el presidente Donald Trump, el ministro de Relaciones Exteriores de Bahréin, Khalid bin Ahmed Al Khalifa, y el ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Abdullah bin Zayed al-Nahyan Abraham, se paran en el balcón de la habitación azul durante la ceremonia de firma de los Acuerdos de Abraham en el jardín sur. de la Casa Blanca, el 15 de septiembre de 2020, en Washington. Alex Brandon | AP

Miko Peled es un autor y activista de derechos humanos nacido en Jerusalén. Es el autor de “El hijo del general. Viaje de un israelí en Palestina” e “Injusticia, la historia de Tierra Santa”.

Fuente: https://www.mintpressnews.com/why-arab-states-want-normalization-israel/271271/


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Los verdugos también mueren, brillante falsificación de la resistencia antinazi a cargo de Fritz Lang
La economía luego del aislamiento
Las granjas de porcino a examen en el Pirineo
Preparativos de intervención militar en Venezuela
Multitudinaria manifestación en el día internacional de la mujer
Entrevista a Nines Maestro, detenida anoche en el Centro de salud de Vallecas
SOS por el periodista Muhammad al-Qiq
Beatriz López Amodeo, afectada por el robo de bebés en Sevilla, busca a su hijo desde 1977
La caída de los héroes
¿Cómo afecta WikiLeaks la política mundial?

EN LA RED :
Erdoğan menace l’UE et spécialement la France
¿Qué es el estado de Bienestar?
¿Qué es el estado de Bienestar?
¿Qué es el feminismo?
¿Qué es el feminismo?
Esquemas de Ponzi: ¿Por qué se siguen cobrando víctimas?
Esquemas de Ponzi: ¿Por qué se siguen cobrando víctimas?
¿Qué es una revolución?

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org