Publicado en línea el Martes 20 de octubre de 2020

Queremos expresar los graves motivos de preocupación de Amnistía Internacional en relación con la actual detención de defensoras de los derechos humanos en Arabia Saudí, y para instar a quienes participen en la W20 a emprender acciones con el propósito de brindar apoyo a estas mujeres valientes antes de la cumbre y durante su celebración. En los últimos años, el gobierno de Arabia Saudí está intentando mejorar su imagen y, en el marco de la visión económica para 2030 que utiliza como emblema, ha invertido millones de dólares en una campaña de relaciones públicas con el fin de instar a Estados y empresas extranjeros a invertir en el país. Durante este periodo, el gobierno saudí ha emprendido varias reformas relacionadas con los derechos de las mujeres, como otorgarles el derecho a obtener un pasaporte, lo que haría posible que pudieran viajar sin el permiso de un tutor varón. No obstante, las mujeres y las niñas continúan sufriendo discriminación sistemática en la legislación y en la práctica en otros ámbitos, como el matrimonio, el divorcio, la herencia y la capacidad de transmitir la nacionalidad a sus hijos o hijas. Las mujeres y las niñas siguen sin gozar de protección adecuada frente a la violencia sexual y otras formas de violencia, y las autoridades las siguen deteniendo y acusando por desobedecer a sus tutores varones. Así pues, a pesar del compromiso adquirido por Arabia Saudí como Estado del G20 de implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluido el objetivo 5 (lograr la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas) y de cumplir los compromisos concretos del G20 de poner fin a toda forma de discriminación contra mujeres y niñas y a la violencia de género, Arabia Saudí sigue violando derechos fundamentales de las mujeres y silenciando las voces que piden igualdad. De hecho, tras las iniciativas y reformas a las que tanta publicidad se ha dado, el gobierno está llevando a cabo una brutal campaña de represión, intolerancia y violaciones de derechos humanos contra personas entre las que figuran destacadas mujeres activistas. Aunque las autoridades saudíes se jactan de haber llevado a cabo reformas con respecto a los derechos de las mujeres —como revocar, en junio de 2018, las disposiciones que les prohibían conducir automóviles—, desde mayo de 2018 se ha detenido arbitrariamente a varias activistas que encabezaban la demanda de tal cambio y que ahora se enfrentan a juicio. Estas mujeres habían hecho campaña, algunas durante decenios, por el derecho a conducir, por el fin del represivo sistema de tutela, así como por los derechos políticos y civiles para todas las personas en Arabia Saudí. Durante los tres primeros meses de detención, algunas de ellas sufrieron tortura, abusos sexuales y otras formas de maltrato estando recluidas en régimen de aislamiento, sin acceso a sus familias ni a asistencia letrada. Se ha dejado temporalmente en libertad provisional a algunas de estas defensoras de los derechos de las mujeres, si bien sus juicios continúan pendientes y podrían ser condenadas a prisión. En cambio, Loujain al-Hathloul, Nassima al-Sada, Samar Badawi, Nouf Abdulaziz y Maya’a al-Zahrani continúan encarceladas por el simple hecho de exigir igualdad en el país. Estas valientes activistas deben ser puestas en libertad de inmediato y sin condiciones, para que puedan continuar con su trabajo pacífico de derechos humanos en favor de un futuro mejor para el país y para su ciudadanía. Quienes participan en el W20 tienen la responsabilidad de ponerse de parte de las defensoras saudíes que luchan por los derechos de las mujeres Amnistía Internacional Este año, en el que Arabia Saudí preside el G20, brinda una oportunidad única a los países participantes, de utilizar su presencia, tanto en el G20, como en todos los eventos paralelos, para pedir tanto en privado como públicamente a las autoridades saudíes que liberen a las activistas encarceladas y emprendan reformas significativas en la esfera de los derechos de las mujeres y de los derechos humanos sin las cuales las afirmaciones de “avances” o “cambio positivo” resultan carentes de contenido y valor para la ciudadanía de Arabia Saudí y, en particular, para las mujeres. Esta participación no debe servir para mejorar la reputación internacional de Arabia Saudí mientras siga habiendo activistas pacíficas encarceladas en el país. Por consiguiente, Amnistía Internacional les insta a utilizar su influencia en las reuniones, tanto del G20 como en eventos paralelos como el W20 para que, tanto en privado como públicamente: Pidan a las autoridades de Arabia Saudí que, de manera inmediata e incondicional, pongan en libertad a todas las defensoras de los derechos de las mujeres detenidas (Loujain al-Hathloul, Nassima al-Sada, Samar Badawi, Nouf Abdulaziz y Maya’a al-Zahrani); Pidan a las autoridades de Arabia Saudí que retiren todos los cargos contra las activistas enjuiciadas por promover los derechos de las mujeres. Amnistía Internacional está convencida de que quienes participan, tanto en el G20, como en eventos paralelos como el W20, tienen la oportunidad y la responsabilidad de ponerse de parte de las defensoras saudíes de los derechos de las mujeres, que se hallan detenidas, y fomentar la implementación de reformas significativas en la esfera de los derechos humanos. Es una oportunidad única de que las organizaciones y activistas en favor de los derechos de las mujeres contribuyan a que se produzca un cambio positivo en Arabia Saudí. Debe aprovecharse bien para impulsar un futuro mejor para su ciudadanía.


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ASIA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESTADÍSTICAS

   EUROPA

   LATINOAMÉRICA

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Israel: La activista palestina adolescente Ahed Tamimi debe ser puesta en libertad
China: Cinco años de cárcel para el fundador de una web de derechos humanos
Cuba: El cambio de mandatario debe ser el anuncio de una nueva era para los derechos humanos
Déclaration du Rojava pour une Syrie fédérale
Si no se actúa rápidamente sobre el cambio climático se corre el peligro de violar los derechos humanos en gran escala
La nationalisation d’Alstom Transport est indispensable, par Jean-Luc Mélenchon
Irak: Cientos de civiles mueren en Mosul tras no abandonar sus hogares siguiendo indicaciones del Gobierno
13/06/13 - Drogas, equívocos y soluciones
Lava Jato: PF apura supostas fraudes em operações de câmbio pela Petrobras
Colombia: Los asesinatos de indígenas muestran errores en la implementación del Proceso de Paz

EN LA RED :
Campagne médiatique antichinoise organisée par l’Australie
Londres a organisé des attaques contre Moscou (Lord Sedwill)
Qu’est-ce qui intéresse les Russes dans la guerre du Haut-Karabagh ?, par Valentin Vasilescu
Covid : un couvre-feu pour quoi faire ?, par Thierry Meyssan
Selon Washington, c’est l’Azerbaïdajan qui ne respecte pas le cessez-le-feu
Ilham Aliyev : « Il n’y aura pas de référendum [au Karabagh], jamais ! »
L’Arménie et l’Azerbaïdjan sont les perdants et les États-Unis les grands gagnants, par Valentin Vasilescu
Karabagh : la Grèce, la Russie et la Turquie se préparent à entrer en guerre

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org