Publicado en línea el Jueves 7 de abril de 2016, por Redacción Revolución

(07 de abril, 2016. Hablemos de Sexo / RevoluciónTRESPUNTOCERO).- El sexólogo o terapeuta sexual puede ayudar a que sus pacientes entiendan que la sexualidad no se refiere únicamente al coito ni a lo anatómico o lo médico, sino a una compleja trama conformada por nuestras emociones, creencias, afectos, deseos y necesidades, nuestras relaciones interpersonales, nuestra relación de pareja, y todo lo que hemos aprendido de nuestra cultura, familia y sociedad al respecto.

También ayuda a superar dificultades sexuales, que pueden tener causas múltiples y que en ciertos casos necesitan de un contacto físico para que se dé la mejoría, pero en su mayoría los sexólogos no están autorizados para tener estos encuentros con sus pacientes. Sin embargo, existen profesionales de la salud que están capacitados y acreditados para hacerlo. En español se les conoce como “parejas sustitutas” (surrogate partners, en inglés). Se cree que son trabajadoras/es sexuales que ofrecen la posibilidad de un encuentro coital a sus clientes, pero no es así.

Las parejas sustitutas surgieron en la década de los setenta en Estados Unidos y hoy trabajan de manera organizada, al menos en estados como Florida, Nueva York, California y Pensilvania, contando con una asociación que vigila el seguimiento de numerosas reglas éticas, llamada National Professional Surrogates Association (IPSA).

TERAPIA EN LA PRÁCTICA

Hace unos meses conocí a Edwin Tamayo, quien trabaja como pareja sustituta acreditada por IPSA, en San Antonio, Texas, y quiere llevar su trabajo a México. Entre sus principales retos se encuentran trabajar con personas que han tenido traumas en su pasado, desde sexuales hasta físicos o emocionales, y por ello tienen temor a la intimidad.

“Existen quienes tienen fobias, es decir, temor a algo. Por ejemplo, trabajo con una mujer que tiene fobia de besar. Otra, nunca ha podido abrazar a una persona. Hay clientas con ‘virginidad adulta’, que no han tenido encuentros eróticos debido a traumas, baja autoestima, ideas erróneas, y quedaron desfasadas frente a personas de su edad, así que buscan tratamiento para poder relacionarse en pareja. Hay una gran variedad de razones para trabajar con una pareja sustituta”, me contó.

Son como buzos de rescate. Si hay un naufragio, puede llegar el/la sexólogo/a en su helicóptero para ayudar a quien está en el mar, pero no puede meterse en él. La pareja sustituta sí puede hacerlo, se lanza y entre los dos lo rescatan.

hablemos


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Paro de brazos caídos en el Tec de Morelia; tecnológicos exigen pago de bonos por 32 mdp
Cataluña: reflexiones sobre autoritarismo de estado y nacionalismo. Una mirada nuestroamericana
Novecento
Ejecutan a un excomandante de la autodefensa de Apatzingán
Detienen a presunto violador y asesino de la niña Valeria. 4 jóvenes lo habían denunciado por abuso sexual sin que ocurriera nada
Declaraciones triunfalistas de Peña se contraponen a niveles de pobreza en México: organizaciones
Hijo de coordinador de Seguridad Pública de Hidalgo atropella a menor y se niega a pagar daños
¿Qué son los órganos desconcentrados del IEM?
Periodistas y sociedad civil en Yucatán se manifiestan en contra de violencia hacia el gremio
Resiliencia es Resistencia: convocatoria por Rubén, Nadia, Mile, Yesenia y Alejandra



[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org