Publicado en línea el Miércoles 13 de abril de 2016, por Partido por la Revolución y el Comunismo-PRC

El escándalo mediático por la activa participación del clan Macri y sus allegados (Caputo, Niembro, Angelici, etc.) en la utilización de empresas “offshore” para evadir impuestos o lavar dinero de la corrupción, la trata y el narcotráfico, pone sobre la mesa el fin de la ilusión con la posibilidad del cambio. Es una cuestión central, ya que parte del marketing electoral con el que asumió el gobierno de Cambiemos era terminar con la corrupción kirchnerista.

Mientras tanto, el partido judicial acelera las causas contra los símbolos de la corrupción kirchnerista, deteniendo a Jaime y a Báez, con posibilidades de que el escándalo ascienda en la línea jerárquica, ya que Jaime planteó que el recibía órdenes de Devido y Báez amenaza con contar su verdad.

Estos golpes entre una fracción política burguesa y otra pueden parecer un simple juego o un simple show.

Sin embargo, muestra que no hay forma de que el Estado capitalista funcione sin corrupción. No importa quién sea el que gobierne. En una sociedad donde una minoría vive en el lujo, en barrios cerrados, con millones de dólares, a costa del esfuerzo de las grandes mayorías que viven de sus magros sueldos o de subsidios estatales, no hay otra forma posible.

El que sube políticamente o bien busca acomodarse entre el lujo y los privilegios, caso Báez, o el que sube ya es parte de la clase burguesa y busca beneficiar a los suyos abiertamente, caso Macri.

Con estos partidos políticos no hay salida alguna para la clase trabajadora. No pueden escapar a la corrupción intrínseca del Estado y la burguesía.

Se aceleran los tiempos

Detrás de todo este circo, lo que se anuncian son momentos de turbulencia. Las medidas económicas del gobierno son de un ataque brutal a la clase trabajadora, que, después de unos meses expectante, empieza a desarrollar luchas de resistencia contra el ajuste.

Como siempre, las burocracias sindicales de todos los colores juegan su rol y dividen las luchas, aíslan a los sectores que enfrentan al gobierno y no llaman a un plan de lucha nacional para enfrentar el plan de Cambiemos.

Sin embargo, los trabajadores y trabajadoras discuten por abajo, comienzan a sentir que el futuro se pone muy negro y buscan alternativas. No se dejan llevar por los cantos de sirena, de que es el ajuste o nada. Este ajuste sólo sirve para las patronales, y los trabajadores pagamos con nuestra penuria la recomposición de las ganancias de los capitalistas.

Debemos profundizar la discusión entre nosotros en cada lugar de trabajo, en cada lugar de estudio, en cada barrio. Desnudar que no hay grandes diferencias entre Cambiemos, PJ, Kirchneristas o UCR. Todos votan el pago a los buitres, o aumentan los gendarmes y la represión o frenan la lucha contra el ajuste.

Y ninguno de ellos cuestiona el hecho de que millones trabajemos y a duras penas lleguemos a fin de mes y unos pocos vivan con millones de dólares, armando empresas en Panamá para incluso evitar pagar los mínimos impuestos que les cobran.

La única alternativa real que podemos desarrollar es la organización independiente de los trabajadores, con un programa propio, un programa de gobierno hecho por trabajadores, para los trabajadores, y contra la clase burguesa.

  • No al pago de la deuda externa. Ni un peso para los buitres
  • Plan de viviendas para urbanizar todos los barrios
  • Plan de obras de cloacas, gas natural y agua corriente
  • Aumento de los salarios y reducción de las horas de trabajo
  • Expropiación y estatización de toda fábrica que cierre, bajo gestión obrera
  • Reorganización de la producción de alimentos
  • Reorganización de la producción industrial para satisfacer las necesidades sociales
  • Gobierno de la clase trabajadora

 

Abril 2016

Partido por la Revolución y el Comunismo – PRC


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Rio Negro: Wallkintun vuelve con un noticiero de producción propia desde Furilofche waria
Nuevo recorte a gremio opositor: sacan aporte a obra social bancaria
Nuestra Federación ratifica la huelga nacional del 6 de abril
Agro-toxicos, campaña de CAMBIEMOS y continuismo de Barañao
Colombia. Cuatro años más de lo mismo, Uribe III presidente
Muertos y heridos durante ataque policíaco en Nochixtlán
"Hillary es un halcón de guerra. Le emociona indecentemente matar a la gente"
#24DeMarzo / Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo
La coherencia de "Cambiemos"
Gobierno apeló cautelar que ordenó restablecer las pensiones por discapacidad

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
VIVAN LOS DDHH
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu
Alerta y movilización en defensa del FONID
Una gran victoria: la Justicia Penal de San Isidro rechazó desalojar Punta Querandí
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
utpba, otro acuerdo de espaldas a los trabajadores
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org