Publicado en línea el Miércoles 13 de abril de 2016, por ANRed - Sur (redaccion@anred.org)


Cuatro grupos, propietarios de holding de medios y emporios económicos, nos marcan lo que vemos, leemos y escuchamos.Por Arístides Ortiz /Infografía: Jorge Acosta

Horacio Cartes –actual presidente de la República- y su grupo económico parecen haberse dado cuenta un poco tarde de que el poder económico y político requiere de una tercera pata para su conservación: la de los medios de comunicación.

Pero lo que pudieron haber perdido por retardo, ganaron por reacción veloz y agresiva: en abril del 2015, el Grupo Cartes se hizo de un manotazo con todo el holding mediático del Grupo Domínguez Dibb, adquiriendo sus cuatro medios por una cantidad de dinero desconocido.

Meses después compraba, también en un movimiento relámpago, los medios del Grupo Wasmosy (El Popular, Hoy.com y Radio UNO). Lo mismo hizo con Unicanal, a través del empresario Javier Bernardes, y el Diario ADN.

El multimillonario tabacalero y ex dirigente de fútbol había montado en menos de un año su poder de fuego mediático. Ahora quizá se siente más seguro en el sillón presidencial. Y con más recursos para defender y acrecentar aún más su emporio económico.

El Grupo Vierci, en cambio, fue construyendo con tiempo, lentamente, su holding de medios. Don Antonio Juan Bautista Vierci (A. J. Vierci) tiene tal vez hoy, de los cuatro grupos, la mejor artillería simbólica para defenderse de sus adversarios y seguir acumulando fortuna: posee 10 medios de comunicación, varios de ellos muy influyentes, como el Diario Ultima Hora, la Radio Monumental AM y el Canal 4.

A Vierci–reconocido católico, trabajador incansable según sus allegados- nunca le atrajo la política –como a Cartes-, pero sabe perfectamente que, en estos tiempos, para tener mando no es imprescindible un cargo público; en el tablero del poder, las piezas económicas mueven a los peones políticos. Y más aún si se tienen medios.


El que posee menos medios entre estos grupos, pero no por eso menos poder mediático, es el Grupo Zuccolillo. Aldo Zuccolillo –su mentor-, un hombre ya longevo apodado “Acero”, supo construir con tiempo, paciencia e inteligencia un medio que, desde hace dos décadas, lo convierte en uno de los más influyentes actores políticos y económicos del país. Es el Diario Abc Color impreso y digital, el más leído e influyente entre todos los medios del país.

Su fortuna –también de números desconocidos- fue creciendo más y más en los años posteriores a la caída (1989) de la dictadura stronista. Tanto, que hoy sus intereses están ramificados en casi todos los sectores de la economía nacional. Una lectura atenta de las páginas de Abc Color dará cuenta de la fiereza con que defiende los intereses inmobiliarios, financieros y comerciales de su dueño.

El último que comparte poder mediático con los demás grupos es el mexicano Ángel González. En Paraguay es dueño de cuatro canales de alcance nacional. Es el propietario de una red de más de 30 canales de televisión repartidas en toda Iberoamérica, cuyos productos comunicacionales son, en un 80%, programas enlatados, por su bajo costo.

Su apodo es El fantasma, porque González es un desconocido para sus empleados y para los países donde funcionan sus medios televisivos. Maneja sus empresas comunicacionales desde Miami, Estados Unidos, como por control remoto, donde reside.


Hay incontables medios y empresarios de la comunicación en el país, pero sus poderes mediáticos son locales, algunos pocos regionales, no tienen una red de medios de alcance nacional, tienen escasa tecnología de punta, y la mayoría no tiene el prestigio de funcionar en y desde Asunción.

En cambio, los cuatro grupos aquí descritos articulan una moderna red de empresas de diversos rubros, con alta tecnología, con cuantiosos recursos económicos, con eficaces políticas de mercado, incluyendo sus medios, los que son funcionales a los intereses del grupo, como ocurre en cualquier país del mundo capitalista.

Pese a que muchas veces sus intereses económicos colisionan, los cuatro grupos tienen un consenso de abordaje informativo en términos políticos y económicos: el blanco es el Estado, sus ineficiencias, sus hechos de corrupción, sus falencias. Los poderes extra estatales, los de facto –ellos mismos- quedan fuera de su objetivo mediático.

Fuente:

E´a


[ Imprimir este artículo ] [ Enviar a un amigo ] [ Ir a la cabecera ]
 

 
 

   APPS

   ARGENTINA

   DEMOCRACIA

   DERECHOS HUMANOS

   DESARROLLO/GLOBALIZACIÓN

   DIÁLOGO NORTE-SUR

   ECOLOGÍA VS ECONOMÍA

   ENLACES - LINKS

   ESPAÑA

   EUROPA

   GUATEMALA

   HONDURAS

   MÉXICO

   OLVIDADOS POR LA HISTORIA

   PUEBLOS INDÍGENAS DE AMÉRICA

   SOLIDARIDAD

   TRIBUNA LIBRE

   VENEZUELA



LISTA DE CORREO


�Desea participar al enrequecimiento de esta p�gina?

�Quiere denunciar alguna situaci�n?

Env�enos su art�culo a esta direcci�n de correo electr�nico:

   webmaster@respublicae.org

[ Mapa del sitio ] [ Ir a la cabecera ]

 


 
En la misma sección

Leer otros artículos :
Contra la violencia machista en los medios de comunicación
“Con la siembra directa, el campo queda como una baldosa”
Desalojan a los trabajadores de la ex Petinari
Detienen y golpean a dos mujeres por besarse y fumar cigarrillos
Charla debate sobre salario mínimo, trabajo y precarización
Plaza Miserere
Por fraude científico
Esquel: Imputan a médica por practicar una Interrupción Legal de un Embarazo
Cuatro listas en las elecciones de la UOM de Villa Constitución
Abrazame hasta que todo sea como lo soñamos

EN LA RED :
Un monde de pauvreté
Cuanto peor, mejor: la torre de control ordena el despegue de los conflictos que vienen
Subte: Volvieron las medidas de fuerza por conflicto salarial
Guerra total: Triaca aplicó una multa de más de 800 millones al gremio de Moyano
Automotrices avanzan con suspensiones y retiros, por caída de ventas y exportaciones
Las mujeres en la villa abortamos y hablamos de aborto
Alerta y movilización en defensa del FONID
Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu

[ Ir a la cabecera ]
 

Portada En breve Mapa del sitio Redacci�n


Respublicae.Org es un portal abierto que se nutre de los trabajos de muchos colaboradores ben�volos externos, de diferentes origen e ideolog�a. Por lo tanto, los administradores de este portal no se hacen responsables de las opiniones vertidas en los art�culos que aqu� se publican.
Copyright © RESPUBLICAE.ORG 2003-2007
Sitio web desarrollado con SPIP, un programa Open Source escrito en PHP bajo licencia GNU/GPL.
Dise�o © Drop Zone City & Respublicae.Org